Además de estas posibles disminuciones económicas, Alonso destacó que dentro del Pacto por la Primera Infancia “estamos muy preocupados por los efectos que van a sufrir los niños y niñas más pobres en sus primeros años. ESPECIAL
Las organizaciones defensoras de los derechos de los niños consideran que al menos 15 programas dirigidos a menores de edad de escasos recursos podrían verse afectados en su continuidad

CDMX.- El colectivo Pacto por la Primera Infancia, que aglutina a 173 organizaciones de la sociedad civil, como la Unicef y Save the Children, entre otras, lanzó una alerta debido a que 6.5 millones de niños menores de seis años están en riesgo y podrían verse afectados en su salud, desarrollo físico, intelectual y emocional, por el recorte presupuestal que podrían sufrir aproximadamente 15 programas o dependencias del gobierno federal.

El pasado 23 de abril se publicó un decreto presidencial de austeridad, el cual ordena un “apretón” en el gasto de todas las dependencias del gobierno para lo que resta del año. Determina que, de manera urgente y categórica, no ejerzan 75% del presupuesto disponible para las partidas correspondientes a los capítulos 2000 Materiales y Suministros y 3000 Servicios Generales.

Las organizaciones defensoras de los derechos de los niños consideran que al menos 15 programas dirigidos a menores de edad de escasos recursos podrían verse afectados en su continuidad, los cuales  están relacionados con la nutrición, servicios de salud, oportunidades de aprendizaje, cuidados de calidad y una vida libre de violencia.

En entrevista, Aranzazu Alonso, directora del Pacto por la Primera Infancia,  reveló que les preocupa que pudieran recortarse programas y proyectos para los menores, como vacunación, aplicación de tamizaje, recursos para guarderías y  estancias infantiles, alimentación, así como dinero para la producción y papel con el que se elaboran los libros de texto.

VIOLENCIA Y ABUSO

También, el ajuste presupuestal   le tocaría al programa Protección y Restitución de Niñas, Niños y Adolescentes del Sistema Nacional DIF, el cual  se encarga de atender  temas de adopción, restitución de derechos de niñas y niños que sufren violencia o abuso, por lo que “para ellos los gastos operativos son todos”.

Asimismo, podría verse mermado el Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), que tiene que ver con la educación inicial y que  se dedica a ayudar con prácticas de crianza en zonas rurales para disminuir la brecha entre menores que viven en pobreza y  los que se desarrollan  en otras condiciones, con el fin de que cuando lleguen a la escuela, su grado de desarrollo no sea diferente  y tengan un comienzo más equitativo.