Las autoridades brasileñas comunicaron hoy que mantendrán bajo custodia al funcionario olímpico irlandés / Especial
Hickey es acusado de haber participado en una red que vendió tickets por un valor de más de diez millones de dólares en el mercado negro.

Río de Janeiro. El miembro del Comité Olímpico Internacional (COI) detenido por la venta ilegal de entradas en Río 2016, el irlandés Patrick Hickey, fue trasladado hoy a una cárcel de la ciudad carioca, según informaron las autoridades.

Hickey, que estaba internado en un hospital desde su arresto hace dos días, fue trasladado al complejo penal de Bangu en el norte de Río, reportó la agencia oficial Brasil.

Hickey es acusado de haber participado en una red que vendió tickets por un valor de más de diez millones de dólares en el mercado negro. Por ahora no se conocen los detalles de la acusación.

Las autoridades brasileñas comunicaron hoy que mantendrán bajo custodia al funcionario olímpico irlandés, acusado además de un intento de huida cuando los agentes lo arrestaron en un hotel cercano al Parque Olímpico de Barra da Tijuca.

Hickey fue capturado en otra habitación. "Su esposa mintió, dijo que ya había regresado a Irlanda y llegó a esconder el pasaporte de él", dijo el agente Aloysio Falcao al portal "O Globo".

En caso de ser declarado culpable de las acusaciones, el irlandés de 71 años podría ser condenado a varios años de prisión en Brasil.

El Comité Olímpico Irlandés aseguró su plena cooperación para investigar la entrega de entradas para Río 2016. Según las sospechas conocidas, una firma con la que Hickey tenía contactos entregaba los tickets a otra empresa, que los vendía a precios desorbitados.

Para la ceremonia de apertura de los Juegos, por ejemplo, se habrían ofrecido entradas a precios de hasta 8.000 dólares.