Impulso. Con diversas actividades, la secundaria 2 dio su apoyo a la Secundaria 56. Foto: Vanguardia/ORLANDO SIFUENTES

Hay otra secundaria en llamas, esta vez es la Secundaria General No. 2 “Benemérito de las Américas”, solo que el motivo del fuego es la esperanza.

El miércoles con bombones y lecturas los maestros y estudiantes se reunieron al atardecer para apoyar a su escuela hermana, la Técnica 56, que perdió su biblioteca tras un grave incendio.

El testimonio de Tomy, el bibliotecario, que perdió las fotos de su hijo fallecido, el micro donde calentaba el lonche de los alumnos y el refrigerador donde guardaba jugos fríos para los que llegaban a enfermarse, hizo eco en el corazón de la comunidad de la Secundaria 2.

Fue así que organizaron colectas de libros y diversas actividades para devolver una parte de los libros a la biblioteca y una gran sorpresa: un refrigerador lleno de jugos para los alumnos de la 56.

Al recibirlos, Tomy volvió a llorar, pero esta vez de alegría. Se abrazó al refrigerador porque para él representaba toda la esperanza. Después de golpes tan duros en la vida, como el suicidio de su hermano, su sobrino y la muerte de su hijo.

Ada Lizeth Vega, directora de la Secundaria 2, encabezó esta iniciativa solidaria, como lo hizo en septiembre del 2017, cuando la institución recolectó toneladas de víveres.

“Vinieron muchos padres de familia, a pesar del trabajo aquí están. Creo que influimos para bien en una causa doble, en el apoyo a la escuela hermana y en que los alumnos lean, jueguen ajedrez y hagan de la escuela una segunda casa", comentó.

Esta vez no pudo contener las lágrimas al ver la reacción de Tomás Pillados en el foro. “Su entrega es un ejemplo para todos los agentes educativos y esta es nuestra forma de ayudarlo,” dijo Vega.

Eufórico. Tomy, el bibliotecario de la secundaria 2, no cabía en sí de la emoción. Foto: Vanguardia/ORLANDO SIFUENTES

UN EVENTO ARTÍSTICO

El grupo de baile folclórico Cuauhtli, dirigido por Nemesio López, ha llevado por el mundo un mensaje de que México es bello. Esta vez, en el patio de su alma mater, confirmaron que México está unido y siempre sale adelante, todo en el lenguaje del baile.

Además, la escritora Marina Herrera y el grupo Clasificación 800 hicieron suyo el día de la poesía con textos de su autoría y de Jaime Sabines.

¿Se podía pedir más? No, pero la secundaria 2 se caracteriza por dar siempre el extra. Así que se ofreció un banquete preparado por los mismos alumnos para cerrar la velada, donde además la trova a cargo del profesor Oscar Sánchez fue el otro plato fuerte.

Además maestras egresadas de la secundaria 2 tomaron el micrófono para demostrar la unión que aún tienen con ésta, su casa.

LO QUE SIGUE

Antonia Pérez comentó en entrevista que las actividades de remodelación están programadas a la brevedad y 
con gran urgencia, por parte de la Secretaría de Educación, pero el apoyo de la sociedad y de la Secundaria Dos, la dejó gratamente sorprendida.

“Volví a confiar en la capacidad infinita que tenemos los seres humanos para hacer el bien, esperamos pronto abrir el espacio que todo Saltillo ha hecho suyo y seguiremos dando un trato de excelencia”. 

Gloria Stella Barrios, quien vio 28 años de su vida en cenizas, también recuperó la esperanza esta tarde. “Creo que somos más los buenos, en la primera entrevista que te di te dije que no tenía palabras, ahora las tengo y son: gracias a todos los que han hecho esto posible”.