Foto: Especial
Hasta hubo una marcha, donde la angustiada madre de Norma llorando pedía que agilizaran la búsqueda

Puebla.- Fingió su embarazo y después su desaparición por haber mentido, así lo esclareció la Fiscalía General del Estado en el caso de Norma Mercedes que causó revuelo en la sociedad, la cual se movilizó para su búsqueda tras una semana de no haber sido localizada.

Esta semana se dio una amplia campaña para localizar a la mujer de 27 años de edad con un supuesto embarazo de 8 meses y medio, quien según había desaparecido tras abordar un taxi.

Foto: Especial

Incluso cientos de personas realizaron una marcha en la que la angustiada madre llorando pedía a la Fiscalía que agilizara la búsqueda; la alcaldesa Claudia Rivera se solidarizó con los familiares y el propio encargado de despacho de la Fiscalía atendió a la familia.

La dependencia de inmediato atendió el asunto y después de más de 140 actos de investigación que desarrolló, esclareció el caso: consta ante el agente del Ministerio Público especializado que la persona fingió su embarazo y su posterior desaparición.

El 6 de septiembre se ubicó a la joven en su domicilio y compareció para descartar que hubiera sido víctima de algún delito. Su ausencia obedeció a que fingió su embarazo y no quería decir la verdad a su familia, por lo que planeó su desaparición.

Incluso señaló que pagó 500 pesos para que una mujer embarazada le vendiera su ultrasonido.

Para pasar desapercibida se cortó el cabello, compró una peluca y ropa distinta. Durante su ausencia se ocultó en el domicilio de una amiga de su madre, en hoteles y hasta en casa de una sexoservidora en Amozoc.

Presuntamente al notar la búsqueda que se había emprendido, fue aconsejada de regresar a su casa con golpes y rasgada del estómago para intentar justificar que había perdido al bebé, sin embargo Norma desistió.

Después de rendir su declaración ante el agente del Ministerio Público, Norma Mercedes Jiménez López regresó al seno familiar.