Reclamo. Los derechohabientes de la Clínica del Magisterio exigen medicamento de patente. Archivo
La mayoría de los profesores inconformes son jubilados y pensionados y afrontan problemas para trasladarse hasta las oficinas del Consejo Médico de la Sección 38 del SNTE

Saltillo.- Mientras que los trabajadores de la educación protestaron porque se les proporcionan medicamentos similares en vez de los de patente para la atención de los malestares de salud, en la Clinica del Magisterio de la Seccion 38 del SNTE, cuyo director doctor Óscar García Galván sólo se concreta a enviar a los inconformes con el profesor Jesús Balderas, director del Consejo Médico de dicha organización, para que expongan su queja sin obtener una respuesta positiva, denunció un grupo de maestros.

El grupo de inconformes, entre los que se encuentran Francisco Leza y Ramón Aréchiga, agregó que el profesor Jesús Balderas pocas veces acude a sus oficinas que se encuentran en el centro recreativo sindical que se localizan a un lado de la colonia Zaragoza, al oriente de la ciudad, lo que representa un problema para los profesores trasladarse hasta el citado lugar, y sin que se les atienda en sus demandas. 

Los profesores Leza y Aréchiga expusieron que el secretario general de la Sección 38 del SNTE, Xicotécantal de la Cruz García informó que con el apoyo económico del Gobierno del Estado se comprarían a otra empresa los medicamentos que se requieren para la atención de la salud de los trabajadores de la educación, con lo cual se superaría el problema de la falta de medicamentos, fundamentalmente para quienes afrontan problemas de salud cronico degenerativas.

Pero las intenciones del Gobierno del Estado y el profesor de la Cruz García no se lograron porque ahora en las clínicas del magisterio fundamentalmente en la Saltillo, proporcionan los medicamentos, pero son similares y no los de patente, con lo cual la recuperación de la salud de los pacientes es mínima y se prolonga por más tiempo. 

Indicaron además que cuando se acude y se expone la inconformidad por la falta de medicamentos y en vez de los de patente se entregan similares, ante el doctor Óscar García Galván, director médico de la Clínica del Magisterio, se declara incompetente para atender las peticiones, e invita a los inconformes a que acudan ante el profesor Jesús Balderas, director del Consejo Médico de la Sección 38 del SNTE para que  atienda sus demandas. 

La mayoría de los profesores inconformes son jubilados y pensionados y afrontan problemas para trasladarse hasta las oficinas del Consejo Médico de la Sección 38 del SNTE donde labora el profesor Jesús Balderas, quien cuando por casualidad llega a atenderlos se compromete a resolver el problema de la escasez de fármacos, y de la entrega de similares a los de patente, pero ésto no sucede, lamentaron.