Foto: AP
La OMS recordó que en 2018, la epidemia cobró 2 mil 280 vidas

BRAZZAVILLE, COG.- La Organización Mundial de la Salud advirtió ayer que sufre “una severa escasez de fondos” para lidiar con un nuevo brote de ébola en zonas remotas del Congo en medio de la pandemia del coronavirus.

Los 1.75 millones de dólares recaudados hasta ahora durarán sólo unas pocas semanas más, advirtió la OMS, señalando que la respuesta se ha hecho particularmente difícil y costosa por lo inaccesible de la región afectada.

Ya han ocurrido 20 fallecimientos en el país desde que fue declarado el brote el 1 de junio. El surgimiento de ébola en la provincia congoleña de Equateur ocurrió justo en momentos en que el segundo brote más mortífero de la enfermedad se acercaba a su fin.

“La respuesta al ébola en medio de la pandemia de COVID-19 es compleja, pero no debemos permitir que el coronavirus nos distraiga de responder a otras enfermedades”, indicó el doctor Matshidiso Moeti, director de la Organización Mundial de la Salud para África.

La falta de fondos amenaza con descarrilar los avances que se han logrado contra la epidemia. La última vez que surgió una crisis de ébola en la provincia de Equateur en el 2018, las autoridades tardaron dos semanas en comenzar a vacunar a la población. En esta ocasión ello ocurrió a los cuatro días, aseguró Moeti. Por lo menos 2 mil 280 personas murieron de ébola en los casi dos años.