Archivo
El problema del escaso crecimiento económico nacional esperado para este y el próximo año se dejará sentir a través de la disminución de las participaciones federales

CDMX.- Lo que representa un mayor problema para los estados respecto al bajo crecimiento económico esperado para México en 2016 y 2017 es la presión sobre las participaciones federales que reciben, sobre todo los más endeudados, como Coahuila, que es la entidad con mayor proporción de esos ingresos ya comprometidos para seguir abonando a los intereses, según análisis de la calificadora Moody’s.

Aunque para este y el próximo año Moody’s estima que las participaciones tengan un crecimiento de 4%, por arriba de la inflación, éstas estarán muy lejos del crecimiento promedio de 7.5% que habían venido registrando en los últimos años.

“Es por arriba de la inflación pero no es tanto tomando en cuenta las presiones de ingresos y de otras transferencias federales”, dijo el analista Francisco Vázquez, en la 17 Conferencia Anual de Moody’s.

La calificadora estima un rango de crecimiento para 2016 y 2017 de entre 2 y 3%, mientras que el consenso del mercado estima 2%.

Ley de disciplina financiera
Sobre la ley de disciplina financiera a la que tienen que ajustarse los estados y municipios a partir de este año, Moody’s la ve como “postiza” debido a la transparencia que implica, pero en el largo plazo enfrentará desafíos importantes como la reglamentación y la falta de recursos administrativos para que las entidades federativas realicen su tarea de monitoreo y planeación financiera.

“Vemos un año difícil, hay signos de cambio pero será gradual y costará mucho trabajo implementarlo”, dijo Vázquez. 

Con información de agencias