EFE.
Además, otros filmes como “Una mujer fantástica”, de Chile y “Las hijas de abril”, de México ven la luz en este el festival

La cinta “Loving Pablo”, que ya fue proyectada en el Festival de Venecia, ha realizado su estreno norteamericano hoy en el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF).

     A la proyección de la producción española asistieron el director del filme, Fernando León de Aranoa, y el actor y productor  Bardem. El largometraje, en el que actúan en inglés, está basado en una biografía de Virginia Vallejo, la que fue amante de Escobar, para retratar la complejidad y brutalidad del que fuera uno de los principales narcotraficantes del mundo.

     El filme chileno “Una mujer fantástica está dirigido por Sebastián Lelio, que en TIFF cuenta este año con otra película, la producción inglesa “Disobedience, e interpretado en sus principales papeles por Daniela Vega, Francisco Reyes, Luis Gnecco y Aline Kuppenheim. La película narra las dificultades por las que atraviesa Marina (Daniela Vega), una mujer transexual, tras la muerte inesperada de su novio.

     El tercer largometraje estrenado hoy es el mexicano “Las hijas de abril, del director Michel Franco, y protagonizada por Emma Suárez, Ana Valeria Becerril, Enrique Arrizon y Joanna Larequi. El filme, una historia de una madre ausente cuyo estreno en Norteamérica se ha realizado en TIFF, ya se proyectó en Cannes, donde obtuvo un gran éxito.

     También hoy, en TIFF se realizaron los estrenos en el programa de Galas de las películas “Mudbound” y “Film Stars Don't Die In Liverpool”. La primera es una película de la directora estadunidense Dee Rees e interpretada por Carey Mulligan, Jason Clarke y Jason Mitchell sobre las tensiones raciales en el sur de Estados Unidos en la década de los años cuarenta.

     La segunda es la adaptación del director escocés Paul McGuigan del libro “Film Stars Don't Die in Liverpool, las memorias del actor británico Peter Turner en las que relata su relación con la que fue estrella de Hollywood Gloria Grahame. El filme está interpretado por Annette Bening y Jamie Bell.

 

 

Con información de Excélsior