Internet
Pompeo calificó al gobierno de Nicolás Maduro como “ilegítimo” y “profundamente corrupto”

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, aseguró este viernes que "trabajará" con México y Uruguay, dos países que han pedido diálogo en la crisis venezolana, para que reconozcan al opositor Juan Guaidó como el presidente "legítimo" de Venezuela.

"Pensamos que todos los países deben tomar pasos para lograr eso y no apoyar a esta cruel dictadura que ha causado tanta devastación para el pueblo de Venezuela", afirmó el titular de Exteriores en una rueda de prensa al ser preguntado sobre la posición de México y Uruguay.

El exdiplomático Elliott Abrams liderará los esfuerzos estadounidenses en Venezuela, donde Washington ha reconocido a un líder opositor como el presidente legítimo del país, dijo el viernes el secretario de Estado, Mike Pompeo.

"Elliott será un verdadero activo para nuestra misión de ayudar al pueblo venezolano a restaurar por completo la democracia y la prosperidad en su país", dijo Pompeo al anunciar el nombramiento de Abrams.

Agregó que Abrams lo acompañará a las Naciones Unidas el sábado para una reunión del Consejo de Seguridad sobre Venezuela. 

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, increpó a los países miembros que no se ha sumado al reconocimiento del opositor. "El que no quiera que el proceso de democratización, debe evitar entorpecerlo", sentenció.

Pompeo calificó al gobierno de Nicolás Maduro como “ilegítimo” y “profundamente corrupto”. Lo que se llama "no se puede reprimir", "no se puede reprimir", ni "no se puede reprimir". quedó dividida.

Pompeo también anunció que Washington aportará 20 millones adicionales para asistir a los venezolanos que han salido de su país ante la escasez de medicamentos y alimentos.

Justo antes de instalarse en la sesión, el representante del gobierno de Nicolás Maduro, Asbina Marín, adelantó que Venezuela rechazó de antemano la convocatoria de esta reunión.

"Ninguno de los actos de hoy tendrá validez para el gobierno de nuestra nación". "Ayer en Venezuela no fue un golpe de Estado, apoyado por los países que ahora pretenden justificarlo aquí en la OEA".

La ley del gobierno de Venezuela en la OEA si 24 cancilleres en una Asamblea General votan a favor de suspender al país de la organización.

Gustavo Tarre, el representante especial ante la OEA, designado para esta semana por la Asamblea Nacional, no ha acudido a la sesión ni a la planeación. Tarre dijo a The Associated Press el jueves que Almagro había recibido la notificación de su función en la dirección de la película, por lo que debe ser un documento. El Consejo Permanente, dijo.

Tarre subrayó que su carga actual es representante especial - no embajador-- por la decisión de ocupar el lugar de Venezuela en el foro "corresponde al gobierno de mi país, no a mí".

Bolivia, El Salvador, Nicaragua y San Vicente y las granadinas y Surinam expresaron su apoyo a Maduro.

La activista Medea Benjamin, del grupo Code Pink, interrumpió la sesión a gritos durante la intervención de Pompeo.

"Estoy horrorizado por este golpe de estado en marcha”, dijo The Associated Press, mientras que los agentes de seguridad se retiraron del edificio de la OEA. "Mi corazón está con el pueblo de Venezuela".