AP
Quien jugaba de fullback con los Ravens, Chargers y Chiefs, argumenta que quedó afectado tras los fuertes impactos que recibió durante su carrera

A veces, las secuelas que deja jugar en la NFL para el físico de algunos jugadores, pueden causar afectaciones que perduran toda la vida.

Esto parece sucederle al exfullback, Le'Ron McClain, quien utilizó sus redes sociales para expresar que se encuentra en un momento muy complicado de su vida, a culpa de la inestabilidad mental por la que atraviesa.

Tan sólo días después del retiro de Andrew Luck, quien acusó cansancio físico para respaldar su decisión, McClain publicó que su cerebro no está bien y pidió a la NFL intervenir en su caso.

"Me tengo que examinar la cabeza. He sido fullback desde que estaba en la prepa. Me toma demasiado puto tiempo hacer cualquier cosa. Mi cerebro está cansado. NFL, necesito ayuda con esta mierda. Son tiempos difíciles y cada vez más evidentes. ¡Por pavor, ayuda! No les importó que haya metido abogados", comentó McClain.

Para McClain, el hecho de no haber jugado como quarterback, es lo que ha afectado que la Liga no se haya acercado a él para solucionar su problema de salud, por lo que está en contra del proceso burócratico que ha vivido con la NFL.

"La ayuda habría llegado muy rápido si hubiera jugado de QB, pero no, era un p**** fullback. NFL, necesito ayuda y necesito que se acelere el proceso. Estoy a nada de hundirme, no quiero escuchar nada sobre el papaleo. Maldición, estoy harto", escribió el exjugador.

McClain jugó siete años en la NFL con los Ravens de Baltimore, Chiefs de Kansas City y Chargers de Los Ángeles, se retiró con dos años aún en su contrato.

A lo largo de su carrera, el exfullback registró mil 310 yardas en acarreos y 13 anotaciones antes de despedirse en 2014.