FotoS: Omar Saucedo
Una de las hijas de la señora Martina relató que desde la madrugada del lunes la septuagenaria ingresó a la Clínica Número 1 del IMSS, con diagnóstico de enfisema pulmonar y de donde fue trasladada a la Clínica 2, para prevenir que se contagiara de COVID-19

Familiares reclamaron cuerpo de doña Martina, quien falleció en la Clínica de Zona Número  2 del IMSS, catalogada como sospechosa de COVID-19. Este miércoles la familia Gamboa, denunció una serie de irregularidades dentro del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ya que su madre fue catalogada tras dejar de existir como sospechosa de Coronavirus.

Una de las hijas de la señora Martina relató que desde la madrugada del lunes la septuagenaria ingresó a la Clínica Número 1 del IMSS, con diagnóstico de enfisema pulmonar y de donde fue trasladada a la Clínica 2, para prevenir que se contagiara de COVID-19.

“De la uno nos mandaron para acá y nos tuvieron un día entero en urgencias, apenas ayer en la tarde la pasaron a piso y la iban a entubar, pero mi mamá ya no quiso porque ella ya estaba muy lastimada y en la mañana que falleció nos dijeron que era sospechosa de Coronavirus y su diagnóstico desde hace dos meses es de Enfisema”, apuntó una de las nietas.

“Ahora, si era sospechosa desde el principio ellos no siguieron los protocolos, porque la tuvieron un día en urgencias esperando cama y luego en piso en la cama 222 del segundo piso, ella no estaba aislada y todo el lunes nos la pasamos en urgencias con ella”, añade.

En este sentido, los familiares señalan que en caso de haber contraído el virus, el personal médico no advirtió desde el inicio sobre la situación, poniendo en riesgo a la familia entera que por turnos entró a cuidarla y despedirse de ella.

Detallaron que la prueba de COVID-19, se le realizó el lunes al ingresar a la Clinica 1 del IMSS, pero que los resultados no han sido entregados.

La familia Gamboa, indicó a VANGUARDIA, que el encargado del turno les indicó que únicamente les entregarían el cuerpo si acaparaban firmar el acta de defunción que señala que falleció por sospechosa de Covid-19, sin embargo, la familia se negó así como a que sus servicios funerarios se realizarán por medio de un crematorio.

“Ella no tenía eso y no nos la quieren entregar porque dicen que no la podemos velar y que se debe ir directo a cremar, pero al pedirles la prueba nos dicen que ya no se le puede hacer otra vez y todavía no nos dan los resultados para poder velarla”, apuntan.

Finalmente, exigen a las autoridades que además de entregarles el cuerpo se les realice a quienes tuvieron contacto con ella y a los pacientes con los que convivió en el segundo piso, se les realice la prueba para descartar un brote de COVID-19.

En VANGUARDIA estamos comprometidos con brindarte todos los días Información con Valor y por lo mismo nos encantaría que nos siguieras en nuestras redes sociales e interactúes con nosotros y nuestra comunidad en Facebook, así como recibir las noticias al instante en nuestra cuenta de Twitter y darte de alta en nuestro premiado newsletter de información para despertar tu mente Jugo Naranja y nuestro newsletter local de VANGUARDIAMX, suscribirte a nuestro canal de Youtube y no dejes de ver nuestra propuesta de hermosas fotos y stories en nuestro canal de Instagram.

Paloma Gatica

Paloma Gatica se desempeña hace 5 años como periodista en la prensa escrita, se especializa en temas de tecnología, redes sociales, educación y tendencias, así como en derechos de la mujeres y problemáticas sociales en la adolescencia.

Actualmente trabaja como reportera en la redacción de Vanguardia, en donde tiene la oportunidad de incursionar más a fondo en el periodismo digital, desde distintas plataformas, así como en el periodismo de datos. 

Es licenciada en Comunicación (Generación XXXV) egresada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UA de C, y orgullosamente nacida en Parras de la Fuente.