Foto: Archivo
La cinta relata la historia de amor de una mujer transgénero quien se enfrenta a una situación complicada con la familia de su pareja.

LOS ÁNGELES.- La posible nominación al Oscar de la cinta chilena “A fantastic woman” (Una mujer fantástica) podría también hacer historia si su protagonista Daniela Vega, una transgénero, es nominada a mejor actriz, lo que nunca ha ocurrido en los premios de la Academia de Hollywood.

“Por ahora esta modesta producción dramática tiene mucho orgullo, pero también cautela porque se necesita una gota de suerte para la nominación y esperamos que Latinoamérica la tenga”, afirmó su director Sebastian Lelio.

“Estamos muy orgullosos de lo que le ha pasado a la película pero también hay cautela, estamos a la espera de las nominaciones. Hay algo de ruleta en todo esto, hay algo de azar”, señaló el cinesta.

“A fantastic woman” es la representación chilena en categoría de película extranjera y es la única esperanza para una nominación al Oscar de películas latinas para la entrega de este año.

Pero para críticos de cine, la actuación de la protagonista como Marina Vidal podría ser la sorpresa en una nominación a mejor actriz, lo que ha ocurrido en contadas ocasiones en el pasado con actrices de cintas extranjeras.


Daniela Vega, apenas con su segunda película en su corta carrera y gracias a “Una mujer fantástica”, ya causó grata impresión y ha ganado los premios de mejor actriz en los festivales de cine de Cuba, Lima, premio Iberoamericano de cine Fénix y encuentro de cine sudamericano en Marsella además de ser aclamada en la Berlinale.

“Una mujer fantástica” comienza como “una historia de amor muy clásica”, en palabras de Vega. Marina y su compañero, Orlando, están entrando en una nueva fase de su relación y planean una vida juntos cuando Orlando se enferma y muere repentinamente.

A raíz de su muerte, Marina debe lidiar con la familia de Orlando, que sólo la ve como una mujer transgénero y no como una parte importante de la vida de Orlando.

Cuestionado sobre cómo se gestó la idea, el director compartió que estuvieron trabajando en torno a la idea de “qué pasa si la persona que amas muere en tus brazos y tus brazos son el peor lugar del mundo cuando siendo pareja eres transgénero”.

“Explorando esa idea llegamos a la noción de qué pasaría si esa situación la viviera una mujer transexual y eso fue un hito en el proceso porque sonó como una idea llena de potencial y al mismo tiempo de peligros”, resaltó.

 

“La idea misma nos dio una buena señal y allí nos detuvimos, quisimos conocer algunas mujeres y conocimos a Daniela, Daniela encantó, fue muy revelador conocerla y ella fue la constructora cultural de la idea”, recordó.

La cinta se convirtió en la película del año en Chile

“En Chile fue interesante, la película se instaló en el centro de la conversación y Daniela el nuevo personaje del año por lejos”, dijo.

“Entonces logramos meternos allí en el tejido de lo que está pasando, de la conversación de frontera y eso estuvo muy bien digamos, hay dos Chiles, uno que es más retrógrado y otro que va adelante y la película conectó con ambos o sea por resistencia o por el sumarse, por apoyo”, expresó.

Ante la posible nominación al Oscar, Lelio aseguró que las películas no se hacen para los premios.

“Pero todo lo que signifique para que la película sea más vista bienvenido. La película es bien emocional del personaje de la historia, la gente, hay mucha gente que quiere mucho la película eso es potente, entonces reconocimientos, premios, distribución internaciónal, posibles nominaciones, son consecuencia, señales de eso, que la película ha despertado, lo recibimos con alegría y humildad”, subrayó.
Tanto el director como la actriz se mostraron más que dispuestos a que en caso de llegar la nominación realizar visitas a Hollywood.

“Más que dispuestos a cualquier invitación”, enfatizaron.
Indicó que la película sola les ha traido bendiciones y alegrías. Notimex
Si su protagonista, la transgénero Daniela Vega fuese incluida en las nominaciones sería algo insólito en los premios