Para el politólogo, existe una contradicción en el discurso de López Obrador sobre erradicar la corrupción del país, y su vez, "solapar las descaradas violaciones al Estado de Derecho por parte de la CNTE"

El gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, tiene la obligación y responsabilidad de retirar el bloqueo de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) a las vías de ferrocarril en Michoacán, afirmó el politólogo, José Fernández Santillán.

De acuerdo con el investigador del Instituto Tecnológico de Monterrey, debido a la afectación económica y social dejada por la interrupción de las vías férreas, el mandatario nacional debería usar su facultad de usar la fuerza pública, en el marco de las leyes y protección de derechos humanos, para retirar a los profesores disidentes.

Sin embargo, consideró que “no lo hará” porque la CNTE fue uno de sus aliados en la pasada campaña. Además, por “conveniencia política”, el Presidente decidió no actuar ante los bloqueos y confrontarse con el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles.

Para el académico, existe una contradicción en el discurso de López Obrador sobre erradicar la corrupción del país, y su vez, “solapar las descaradas violaciones al Estado de Derecho por parte de la CNTE”.

El diagnóstico del experto es que, de seguir los bloqueos sin la intervención del gobierno federal, se llegaría a un estado de ingobernabilidad en Michoacán, lo cual, se podría extender a otras entidades.

“Están dejando que la CNTE destruya no sólo a Michoacán sino a la economía nacional, porque ahí están varados miles de vagones con muy diversos productos”, manifestó en entrevista con 24 HORAS.