El comisionado de la NFL, así como tres árbitros tendrán que declarar bajo juramento sobre el porqué no se marcó un castigo que resultó clave en la victoria de Rams en la final de la Conferencia Nacional de la NFL

NUEVA ORLEÁNS.- Una jueza de Luisiana ordenó que el comisionado de la NFL, Roger Goodell, y tres árbitros del juego por el campeonato de la Conferencia Nacional (NFC) sean interrogados bajo juramento en septiembre sobre la infame “no marcación” de un castigo que ayudó a los Rams de Los Ángeles a vencer a los Saints de Orleáns en dicho partido de enero pasado, informó un abogado.

El abogado Antonio LeMon, quien presentó una demanda sobre el juego que clasificó a los Rams al Super Bowl, dijo que él y los abogados de la liga seleccionarán una fecha mutuamente aceptable para las declaraciones en Nueva Orleáns, excepto las apelaciones de la liga que podrían retrasar o cancelar el interrogatorio.

Un portavoz de la liga se negó a comentar.

La demanda de LeMon busca el pago de 75 mil dólares en daños —para ser donados en obras de caridad— sobre la omisión de marcar el castigo de interferencia de pase o rudeza innecesaria contra el cornerback de los Rams, Nickell Robey-Coleman, por su golpe casco contra casco sobre el receptor Tommylee Lewis, mucho antes de que el balón lanzado al jugador de los Saints llegara. El no sancionar el castigo se presentó en un momento crucial del juego en contra de los Saints de Nueva Orleáns. Los Rams ganaron y avanzaron al Super Bowl.

La jueza del Tribunal Civil Estatal de Distrito de Nueva Orleáns, Nicole Sheppard, dispuso al inicio de este mes que la demanda de LeMon podía proceder. También dictaminó entonces que LeMon puede solicitar documentos y hacer cuestionamientos de los árbitros de la NFL. La jueza aseguró el lunes que las declaraciones deben ocurrir en septiembre y también fijó el 22 de agosto para la siguiente audiencia en el proceso, según LeMon.

Otros juicios relacionados con la mala decisión de los árbitros terminaron en un tribunal federal, donde fracasaron. Entre ella se incluyó un esfuerzo muy remoto de que el juego o la parte crucial del partido se repitiera antes que los Rams enfrentaran a los Patriots de Nueva Inglaterra en el Super Bowl, el cual ganaron 13-3 los Patriots.

LeMon, cuya demanda acusa de fraude a los árbitros de la NFL, elaboró su demanda para evitar que sea asumida por un tribunal federal, en parte manteniendo los daños buscados bajos. Dijo el lunes que tiene la intención de que cualquier dinero ganado vaya a la caridad de la exestrella de los Saints, Steve Gleason, para ayudar a la gente con enfermedades neuromusculares (ALS, por sus siglas en inglés). Gleason fue diagnosticado con ALS en 2011.