Según el mismo personal médico, el desabasto de vacunas es cada vez más grave, pues las remesas han sido retrasadas desde hace meses . FRANCISCO MUÑOZ
Trascendió que en el Hospital del Niño ni siquiera tienen un refrigerador donde colocar las vacunas, pues aunque llevaron uno hace poco resultó poco útil para la conservación de las dosis

El desbasto de soluciones y hasta la falta de refrigeradores para conservar las vacunas, dejan a la deriva enfermedades como tuberculosis, hepatitis o sarampión en recién nacidos y niños que las requieren.

Vacunarlos en medio de una pandemia es mucho más peligroso al peregrinar por diversas instituciones de salud sin encontrar los suministros, donde además de arriesgarse a contraer coronavirus, niños de uno y 8 años, permanecen desprotegidos contra infecciones bacterianas.

Madres de familia con sus hijos en brazos recorren clínicas del Seguro Social e instituciones de salud buscando proteger a sus hijos de enfermedades como la BCG (contra la tuberculosis), sarampión, rubéola, SRP (triple viral) y Toxoide Tetánico, sin que puedan encontrar las vacunas.  

Según el mismo personal médico, el desabasto de vacunas es cada vez más grave, pues las remesas han sido retrasadas desde hace meses sin que se tenga respuesta de su llegada, situación que además convierte en un peregrinar la búsqueda de las inyecciones.

Instituciones como el Centro de Salud Madero, el Hospital General y Hospital del Niño dan la misma respuesta: “No hay y no se sabe cuándo habrá”.

Trascendió que en el Hospital del Niño ni siquiera tienen un refrigerador donde colocar las vacunas, pues aunque llevaron uno hace poco resultó poco útil para la conservación de las dosis.

Sofía Dávila ha acudido desde el nacimiento de su hija, en junio de este 2020, en busca de la vacuna BCG a diferentes nosocomios sin poder encontrar las soluciones para los 2, 4 y 6 meses,como se lo indicó el médico.

“Te dicen que no hay, que estés al pendiente, pero realmente no hay una fecha, es una angustia saber que tu hijo no tenga sus vacunas”, expresó la madre.