Como es característico del New Yorker, en su próxima portada, publicará una poderosa metáfora visual sobre el despido de James Comey.

Como es característico del New Yorker, en su próxima portada, publicará una poderosa metáfora visual, autoría de Barry Blitt; sobre el despido de James Comey.

Creando un paralelismo paródico con lo ocurrido el 9 de Abril en un vuelo de United Airlines, cuando unos agentes de seguridad autorizados por la aerolínea expulsaron por la fuerza a David Dao, por vuelo sobrevendido.

El asunto fue muy mediático y escandaloso a tal grado que la aerolínea se “arregló" con el médico de 69 años.

Barry, logra transmitir la misma sensación de injusticia y prepotencia que probablemente sintió Dao en esos momentos. Logrando que la metáfora funcione a la perfección.

“Esto es probablemente un poco exagerado” dice Blitt, acerca de su portada. “James Comey es muy alto, quizá el habría estado muy feliz de ceder su asiento en una cabina tan estrecha”.comenta sarcástico.

Lo que es una realidad, es que Comey fue despedido abruptamente, mientras lideraba una investigación sobre los posibles lazos de la campaña del magnate con Rusia.

A pesar de las declaraciones de Trump dónde justifica el despido, emergen las sospechas sobre la motivación verdadera del reemplazo.

 

Con información de The New Yorker