Foto: Internet
No pases por alto tus labios, estás a tiempo para repararlos.

La piel de los labios es muy delicada, y muchas veces pasamos por alto el cuidado e hidratación necesarios. Pero para poder lucir ese lipstick que te vuelve loca, entonces lo primero es informate sobre cómo mantener unos labios jugosos.

Exiten labiales con vitamina E que permitirán tener unos labios bastante suaves, y con lo que podrás prevenir los efectos del cambio climático que tanto mal le hace a nuestra piel.

Además, los remedios caseros (abalados por los expertos) como el aceite de oliva o de coco son aliados fundamentales. Solo los debes de aplicar y dar masajes circulares, notarás la diferencia al poco tiempo.

La exfolación también es un buen método, pues eliminarás las células muertas o esos molestos pellejitos que se forman sobre todo cuando el clima es muy seco, o muy frío. No necesitas más que miel y azúcar.

Para hidratar de manera constante utiliza bálsamos de marcas como Burt´s Bees. O busca en las farmacias dermatólogicas de tu ciudad.

Según la agencia EFE, este verano la firma francesa Clarins apuesta por labiales de textura suave, cremas, con acabado mate empolvado, con una fórmula enriquecida con manteca de karité para nutrir los labios, dejándolos "lisos, flexibles, suaves y redefinidos", comentan desde la firma.

Sin embargo, siempre es buena idea acudir con un dermatólogo, si el problema de resequedad es grave. Los expertos siempre sabrán cuál es el problema y cómo solucionarlo de raíz, y te recetarán medicamento dermatológico especializado. 

 

 

FOTO: Internet

¿Cuidarlos del sol? ¡Claro! Los labios son más vulnerables a los rayos UVA por la exposición excesiva al sol. Por eso, la protección solar debe abarcar esta área del cuerpo, que por cierto, está en la primera línea de contacto con la contaminación ambiental y las condiciones climáticas como viento, frío, lluvia, calor, nieve...

Otro buen elemento es el pepino, pues es muy bueno para hidratar y refrescar. 

Repara las células dañadas con aloe vera. Éste tiene capacidades antibacterianas y también hidrata y protege la piel.

El aceite de almendras combinado con miel de abeja es una excelente opción.

Foto: Internet