El resto de las personas que acompañaban la caravana resultó ileso tras la agresión. CUARTOSCURO
Un comando armado atacó la caravana que repartía alimentos a indígenas

TUXTLA GUTIÉRREZ, CHIS.- Personas armadas de la comunidad Santa Martha, Chenalhó, hirieron de bala ayer a la religiosa María Isabel Hernández, de 52 años de edad, informó el alcalde de Aldama, Adolfo López Gómez.

La religiosa dominica, perteneciente a la parroquia del vecino municipio San Andrés Larráinzar, fue lesionada en la pierna derecha cuando se hallaba en la comunidad Tabak, a donde acudió con otras personas para entregar ayuda humanitaria a desplazados que huyeron de los ataques de Santa Martha.

María Isabel fue atendida de emergencia en el centro de salud de Aldama. Después fue trasladada al Hospital de las Culturas en San Cristóbal de Las Casas.

La activista y actriz Ofelia Medina, quien encabeza el Fideicomiso para la Salud de los Niños Indígenas de México, explicó que la mañana de ayer partió hacia Aldama una pequeña caravana para entregar apoyo humanitario de esa agrupación y de Cáritas a lugareños de Tabak y Cokó, pero fueron atacados.

El grupo del Fideicomiso, conocido también como Fideo, fue baleado después de entregar la ayuda en alimentos, cuando retornaba a la camioneta. Los integrantes de la organización se tiraron al piso y resultaron ilesos, pero la religiosa está herida.