Archivo
Lo que se debe hacer no es cubrir a los bebés con ropa y cobijas extras, sino evitar que entren en contacto con personas enfermas.

CDMX.- Los bebés recién nacidos son los más propensos y vulnerables a contraer enfermedades generadas por los virus que circulan en esta época de invierno, alertó la Secretaría de Salud. 

La dependencia pidió precaución, puesto que en la mayoría de los casos, estas enfermedades se transmiten a través de las manos de los adultos que entran en contacto con los bebés.

Lo que se debe hacer, señaló Raúl Villegas Silva, jefe del departamento de Neonatología del Hospital Infantil de México “Federico Gómez”, no es cubrir a los bebés con ropa y cobijas extras, sino evitar que entren en contacto con personas enfermas.

Además de esto, “todos los objetos con los que tiene contacto el bebé, como juguetes, sonajas o mordederas, deben ser lavados con agua y jabón o desinfectadas con toallas de cloro de manera frecuente”, señaló el especialista.

Se propone a los padres que eviten fumar, puesto que aunque no lo hagan cerca del menor, existen sustancias que desprende el humo del cigarrillo que se adhieren a la ropa; al entrar en contacto con sus padres, el bebé podría inhalar posteriormente estas sustancias, lo que pone en riesgo su salud.