En plenas restricciones de movilidad debido a la pandemia de COVID-19 España fue sorprendida por un gran temporal de frío y nieve que afecta al centro del país y que es considerada "histórica", provocó el cierre de numerosas carreteras y demoras y anulaciones en el transporte ferroviario.

El gran temporal de frío y nieve que afecta al centro de España, considerado "histórico", provovó este viernes el cierre de numerosas carreteras, graves dificultades circulatorias en núcleos urbanos, como Madrid y sus alrededores, y demoras y anulaciones en el transporte ferroviario.

La fase más adversa de la borrasca Filomena se dejará sentir entre hoy y mañana en la regiones limítrofes de Madrid y Castilla-La Mancha, ambas en alerta máxima, y también en parte de la Comunidad Valenciana (este), con la nevada más importante en la capital de España en lo que va de siglo.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), nevará "más de 24 horas consecutivas", con espesores de hasta 20 centímetros y una intensidad que, en el caso de Madrid, no se recuerda desde febrero de 1984 o marzo de 1971.

La gran nevada de la capital, que seguirá varias horas más, según las previsiones, ha causado cortes y atascos de decenas de vehículos atrapados en la gran autovía de circunvalación M-40 y dificultades también en la  M-30 y carreteras adyacentes; cierre de túneles y parques y desvío de líneas de transporte urbano en el interior de la ciudad, donde los automóviles apenas pueden transitan.

La nieve ha cuajado sobre las calzadas, aceras, parques y tejados de la ciudad de Madrid, una imagen blanca inédita en décadas.

En la región de Madrid se registraron hoy 329 alteraciones de trafico y 177 accidentes de trafico (ninguno grave) debido a la nieve.

En Toledo, la capital regional de Castilla-La Mancha, el transporte urbano está paralizado y los automóviles tienen que circular con cadenas.

El resto de España está también en alerta por heladas, viento, lluvia, nieve y temperaturas especialmente bajas.

La localidad de Villablino (provincia de León, norte) registró 15.1 grados bajo cero la noche pasada, la más baja de España.

De nuevo, las condiciones atmosféricas causan problemas en las comunicaciones terrestres, con cerca de 400 incidencias en el tránsito, sobre todo en vías principales de Madrid y Castilla-La Mancha; 39 carreteras secundarias cortadas y 101 con obligación de cadenas. Hay cortes en más de 260 vías de todo el país.

También está limitada la circulación de los trenes de alta velocidad que conectan Madrid con el sur, el este y el noreste del país, con retrasos de entre 20 y 60 minutos, y cuatro de ellos cancelados; varias líneas de media distancia han sido suspendidas.

Las autoridades advirtieron de que el aeropuerto de Madrid podría verse afectado hoy por el viento y las nevadas, que reducen la visibilidad.

Rescatado a pasajeros del ferry encallado en España a causa de un temporal

Los servicios españoles de salvamento marítimo rescataron este viernes a los 59 pasajeros y a 15 miembros de la tripulación de un ferry que sigue encallado en la isla atlántica de Gran Canaria a causa de un fuerte temporal marítimo.

No obstante, el capitán sigue a bordo del buque Bentago Express, de la naviera Fred Olsen, a la espera de que los trabajos para remolcarlo se reanuden mañana, confirmaron a Efe fuentes de la compañía.

La demora se debe a la necesidad de instalar previamente en la estructura de aluminio del catamarán unas piezas de acero que no se rompan cuando ejerzan tensión los cabos y cuerdas de los dos buques encargados de liberarlo.

El barco embarrancó el jueves cuando realizaba las maniobras de atraque en el puerto grancanario de Agaete.

Te puede interesar

Sobre la mancha de combustible en la superficie del agua alrededor del ferry, las fuentes indicaron que se han activado medidas anticontaminación y se ha rodeado con unas barreras que tratan de evitar que se pueda extender a la costa y al muelle.

El Bentago Express es un catamarán del año 2000 de 95 metros de eslora y 26 de manga que, según detalla Fred Olsen en su web, tiene capacidad para desplazar a 880 pasajeros, aunque en en esta ocasión solo viajaban 59, entre ellos un bebé, en una travesía desde la isla de Tenerife.