ESPECIAL
La ‘nueva normalidad’ nos ha obligado a cambiar la forma en que trabajamos, estudiamos y hasta cómo compramos nuestros víveres. De hecho, los huacales de frutas y verduras a domicilio es una tendencia para hacer el súper sin arriesgarse demasiado, pero, ¿qué hacemos con después con las cajas que nos sobran?

En los últimos meses, la emergencia sanitaria por el contagio de COVID-19 ha cambiado radicalmente la forma en que trabajamos, estudiamos, comemos y hasta compramos, de hecho, los huacales de frutas y verduras a domicilio es una tendencia para hacer el súper sin arriesgarse que ha tenido gran auge en los últimos meses, pero, ¿qué hacemos después con las cajas? Escritorios, burós, organizadores y mucho más, hay miles de ideas para rehusa, reducir y reciclar todas esas cajas de madera para redecorar tu hogar, además, así estamos poniendo nuestro granito de arena para ayudar al planeta.

Los huacales son y siempre han sido muy útiles. Su atractivo radica en que son de tamaño ideal y si el material se trabaja correctamente pueden ser piezas de mobiliario muy versátiles. Desde hace años son materia prima para millones de ideas, y de la mano del DIY (Do it yourself o Hazlo tu mismo), los huacales se han convertido en atractivos muebles que pueden decorar prácticamente cualquier habitación.

La tendencia que domina ahora es, por supuesto lijarlos, barnizarlos y en algunos casos pintarlos. Lo principal que hay que tener en cuenta es que estas cajas de madera pueden ser un buen recurso para personas o familias que están decorando el hogar por primera vez, pero no siempre es recomendable mantener los mismos acabados por mucho tiempo, ya que a la larga se pueden ver descuidados o la calidad puede deteriorarse. Conseguirlos es una tarea sencilla, ya que en muchos mercados locales los venden, aunque ya están usados, se les puede dar un tratamiento, y en la “nueva normalidad” es más común recibirlos al pedir fruta y verdura a domicilio. VANGUARDIA te trae algunos consejos que te ayudarán a redecorar tu casa reutilizando huacales, lo que le dará a tu hogar un toque muy chic, vintage y ecofriendly.

RECÁMARA

Los libreros, como se mencionaban antes, quedan particularmente muy estéticos, gracias a que se pueden aplicar varios pisos y si se desea se pueden armar con distintas formas. Ya sea escalonado, en torre o piramidal. Pueden ser usados como burós si se altera la orientación y se ponen de forma vertical, tomando en cuenta el orden será esencial para mantener estilizados los huacales, ya que el contenido es visible para todo el mundo. Para casos con falta de espacio, pueden funcionar como zapateras independientes que contengan una clase de tipos de zapatos, como tacones o calzado deportivo. 

COCINA

La mejor aplicación que pueden tener en la cocina es utilizarlos para lo que fueron creados, que es transportar objetos, en especial frutas y verduras. Un frutero hecho de esta caja puede ser un gran detalle para tu casa. Lo principal es acondicionarlo lo mejor posible, siempre usando lija o algún método parecido para que cambie completamente la calidad del material. El color de la madera puede ser blanco antiguo, un color que dé la impresión de una cocina campirana chic o bien pintarlo con tonos que ya existan en tu cocina para que se adecue a tu estilo y al ambiente que ya has creado en el lugar.  

BAÑO

Especialmente los pequeños, hay muchas técnicas para lograr que se vea arreglado y que contenga todo lo necesario. Los huacales pueden servir especialmente de repisas. Se les debe aplicar una capa de pintura térmica para que aguanten la humedad de la regadera, pero pasado ese tema, se verán muy bien como toalleros o pequeñas alacenas. Pueden ser acompañados de soportes para darle un aspecto más elegante y que ayude a sujetarlo a la pared. Si se desea, también se pueden apilar dos cajas y colocarlas al nivel del suelo, estas tendrían la misma función de detener toallas o contener papel de baño. 

SALA

Seguramente en Facebook o Instagram conoces a alguien que ha logrado decorar su casa por completo utilizando únicamente huacales o tarimas de madera. Algunos han fabricado libreros o hasta mesas de centro para la sala. En especial las últimas pueden verse muy bien si se hace un trabajo impecable sobre la madera y dándoles un toque de pintura, además de ensamblarlas correctamente acorde a las piezas. Lo que hace que sean piezas muy funcionales, gracias a su capacidad de guardar cosas, es además de su fácil creación y versatilidad su reducido precio y lo fácil que es adquirirlas.

JARDÍN

Si te gusta el estilo rural o de granja, esta es tu idea. Solo necesitas meter tus macetas baratas dentro de una caja de madera para introducir este estilo rústico en casa. E incluso puedes colgarlas; usa cuerdagruesa para respetar el toque granjero. De hecho puedes juntar varios huacales y armar maceteros en forma de repisas, o si eres mucho más intrépido puedes unir algunos huacales con un poco de madera extra y hacer algo así como un exhibido colgante, el límite está en tu imaginación, además, si las barnizas antes de utilizarlas como macetas te durarán mucho más tiempo.

Itzel Roldán

Originaria de la Ciudad de México, egresada de la licenciatura en Comunicación de la Universidad Intercontinental. Diplomado en Locución en el Centro de Capacitación MVS. Reportera y editora especializada en periodismo de espectáculos. Amante del cine, la música, la televisión y los animales.