Archivo
En Coahuila, según cifras oficiales, sería de 98.80%; en todo el país sólo han ido a prisión 343 imputados

Los grupos del crimen organizado saben que el huachicol es sinónimo de impunidad, ya que de 17 mil 217 detenidos por robo, sustracción, traslado, posesión, transporte o comercialización de hidrocarburo entre 2015 y 2017, sólo 343 recibieron sentencia, lo que representa una impunidad del 98 por ciento. En Coahuila hay un índice de 98.80% de impunidad en este rubro.

Incluso, en algunos estados la impunidad es total —no hay sentencias— y en algunas entidades donde el problema es muy grave, como Veracruz, Puebla y Guanajuato, la ineficacia del Ministerio Público de la Procuraduría General de la República (PGR) al momento de integrar los expedientes, ha originado que las sentencias a favor del Estado sean mínimas.

Documentos de la PGR consultados por Excélsior, indican que en Veracruz, fueron capturadas (enero 2015–diciembre 2017) mil 118 personas por robo, sustracción, traslado, posesión, transporte o comercialización de hidrocarburos; sin embargo, sólo cuatro fueron sentenciadas, lo que equivale a una impunidad de 99.64 por ciento.

Archivo

En Puebla fueron detenidas cuatro mil 296 personas, sin embargo, sólo fueron condenadas 21, lo que representa una impunidad del 99.51 por ciento. En Guanajuato fueron puestas a disposición del Ministerio Público cuatro mil 206 personas, de las cuales sólo 22 recibieron sentencia, este equivale a una eficacia del 99.47 por ciento.

Otras entidades donde los detenidos obtienen su libertad por la ineficacia de la PGR son: Querétaro (impunidad de 99.65); Tlaxcala (impunidad de 99.28 por ciento); Estado de México (impunidad de 99.23 por ciento); Coahuila (impunidad de 98.80 por ciento); así como Hidalgo (impunidad de 98.77 por ciento).

En Baja California Sur (un detenido), Campeche (13 detenidos), Chiapas (23 detenidos), Colima (14 detenidos) Guerrero (ocho detenidos), Durango (66 detenidos), Morelos (408 detenidos), Nayarit (siete detenidos), Quintana Roo (un detenido), Yucatán (10 detenidos) y Zacatecas (52 detenidos), la impunidad es de cien por ciento, ya que no existen sentencias a favor del Estado en este periodo.

PROBLEMA SE AGRAVA
Aunque el gobierno federal ha implementado diferentes operativos para prevenir y combatir el huachicol en el país, el robo, sustracción, traslado, posesión, transporte o comercialización de hidrocarburo no ha disminuido, e incluso en algunas entidades se ha incrementado.

El aumento va acompañado de la ineficacia del Ministerio Público de la Procuraduría General de la República al momento de integrar las carpetas de investigación. Un ejemplo de ello, es en el año 2017, ya que de 11 mil 214 (mujeres y hombres) detenidos, sólo 53 de ellos fueron sentenciados, lo que representa una efectividad de .47 por ciento.

La Secretaría de Gobernación (Segob) ha desplegado a elementos de la Policía Federal, de las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y Armada de México (Semar), así como de la Agencia de Investigación Criminal (AIC); sin embargo, no han disminuido los delitos.

En Veracruz y Puebla, se tiene identificado a Roberto de Los Santos de Jesús, El Bukanas, como uno de los principales líderes del robo de hidrocarburos; no obstante, a más de un año de que el gobierno inició su búsqueda, sigue sin ser capturado.

Esta persona es identificada como exelemento de seguridad pública, así como integrante de Los Zetas Nueva Escuela.

En Guanajuato, la disputa es entre dos grupos. Uno de ellos es el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de la Santa Rosa de Lima, agrupaciones que mantienen una disputa por el robo sustracción, traslado, posesión, transporte o comercialización de hidrocarburo.

El pasado 30 de mayo, Carlos Alberto Treviño Medina, director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), aseguró que uno de los problemas que ha originado el incremento de los delitos, es la ineficacia del Sistema de Justicia Penal, ya que mil 200 personas capturadas infraganti en 2017, sólo el uno por ciento fue vinculado a proceso y .1 por ciento fue ingresado a prisión.