Foto: Archivo
Logró que la sociedad aceptara a la minoría lésbico-gay: comunidad LGBT

La comunidad lésbico-gay de Saltillo lamenta la muerte de Juan Gabriel, el Divo de Juárez.

“Es un gran ejemplo para quienes anteponen la sexualidad sobre el talento y las demás cosas que somos como humanos”, dice.

Dirigentes de grupos LGBT afirman que Juan Gabriel logró abrir puertas en el país para enfrentar al machismo, especialmente en una ciudad como Saltillo.

Rafael Otero, representante de la comunidad LGBT, comenta que el Divo de Juárez fue una punta de lanza para la gente homosexual en México, abrió espacios y el tema de la diversidad sexual, del que hasta su aparición no podía decirse una palabra.

Antes de la llegada del Divo de Juárez, los tabús estaban marcados en temas que tuvieran que ver con la comunidad LGBT, y a pesar de ello las familias hasta de las élites más conservadoras terminaron por aceptar la personalidad del cantautor y arraigarla como la de un ídolo.

“Empezó siendo muy sutil en sus maneras, después vino el personaje, todos sabíamos que era homosexual, pero fue tan natural que, a la gente no le importó, por su sencillez”, explica.

Rafael recuerda los momentos de su infancia en Acapulco, cuando su familia vivía muy cerca de la casa de Juan Gabriel: “Vivíamos en Las Brisas, donde había un club de yates. Una vez nos encontramos con Juan Gabriel, que vivía a unas cuantas casas de la nuestra bajando del bote y saludando a las personas, como cualquier humano, con una sencillez absoluta”.

Así es como para la comunidad LGBT, la estrella se convirtió en un ejemplo de honestidad. Podría ser que el legado del divo no sólo se encuentra en su música, sino en el intento de hacer una sociedad más incluyente, dice.