Fotos: Héctor García
Con la exposición en el MUDE dieron a conocer su gran oferta artística pero la plataforma en línea no está disponible y cuando lo está carece de catálogo

El pasado viernes se llevó a cabo la presentación de la plataforma de comercio en línea de arte Tulaa, con una exposición en el Museo del Desierto en la que mostraron un poco de su catálogo con la presencia de 19 creadores mexicanos y alrededor de 50 piezas.

El público fue citado a las 19:00 horas aunque el evento comenzó cerca de 45 minutos después, cuando César Roberto Valerio, director del proyecto, compartió las siguientes palabras:

“Este es el lanzamiento de nuestra plataforma Tulaa, una plataforma enfocada a la venta y difusión de arte. Llevamos preparando esta exposición ya un buen rato y pues muchísimas gracias por venir y en este momento la vamos a inaugurar”, dijo y procedió inmediatamente al corte del listón, acompañado por artistas participantes así como el director de la Escuela de Artes Plásticas “Prof. Rubén Herrera”, Darío Aguillón, e invitó a su madre a formar parte del comité.

Al interior de la sala de exposiciones temporales del MUDE los asistentes se encontraron con una amplia diversidad de propuestas artísticas, primordialmente compuesta por pintura y otras técnicas sobre bastidor que cubrieron por completo los muros del recinto, aunado a un par de obras de arte objeto, instalación y escultura montadas al centro del espacio, aunque la propuesta curatorial planteó un recorrido confuso al pasar de una propuesta a otra sin relación aparente.

En esta variedad destacaron muchas obras, algunas con aproximaciones más figurativas, mientras que otras jugaron con las formas y el color, como la pieza de Teresa Villarreal donde plasmó a un grupo de trabajadores con particular composición, o la serie de ilustraciones de Lizeth Morales, inspiradas en personajes legendarios de otras culturas, así como las piezas de Victor Aramis, Borers y Natalia Alejandrina Blanco, entre otros.

Sin embargo, la gran mayoría no contaban con fichas técnicas, lo que imposibilitó que los asistentes pudieran ponerle nombre a los autores de sus obras favoritas, a menos que se acercaran con los organizadores para preguntar a quién le pertenecía tal o cual pieza.

En cambio, las fichas que sí estuvieron montadas venían impresas con un código QR que, al momento de ser escaneado presentó fallas, pues al utilizar dicha clave el navegador redirige a Google con la búsqueda abierta para esta página, y no lleva directamente a ella.

Aunado a esto, la página web no estuvo disponible y al cierre de esta edición ha continuado inaccesible. Cuando sí nos permitió ingresar, de los más de 40 artistas fundadores solo dos perfiles de artistas se encontraban activos, pero sin ninguna de sus piezas cargada en la plataforma.

Inaccesible continúa la plataforma de venta de arte. / Foto: Captura de pantalla.

En entrevista con VANGUARDIA, Valerio comentó que será durante los días siguientes que más perfiles serán agregados y de igual forma otros artistas interesados podrán comenzar a aplicar para formar parte de este servicio de venta de arte en línea.

“Van a pasar por un proceso de selección para mantener los estándares de calidad dentro de la plataforma”, expresó y agregó que “bimestralmente vamos a tratar de tener exposiciones así de grandes”.

Además señaló que están manejando un rango de precios de 800 a 50 mil pesos y que “ya se pueden hacer pagos, desde hoy. Puedes comprar con PayPal, en efectivo, pago con tarjeta, a meses sin intereses, hay mucha variedad, aunque ahorita no está tan cargado el sitio de obras”.

“Estoy muy orgulloso de lo que hemos logrado, es un evento al que asistieron muchas personas, más de las que van normalmente a un evento de arte y creemos que tiene mucho futuro y mucha proyección”, concluyó.