Tomada de Internet
La joven corredora decidió no detenerse tras la lesión y llegar a la meta con las rodillas ensangrentadas
Un maratón en Japón fue el ejemplo perfecto de la garra y perseverancia que tienen los atletas cuando hay momentos de adversidad.
 
Rei Iida, una estudiante universitaria de 19 años, demostró que su mentalidad superó su condición física, pues terminó la carrera de 42 kilómetros gateando, al presentar una fractura.
 
En dicha competencia de relevos, que se lleva acabo en Nagoya, a la joven le tocó ser la última de seis relevos, por lo que, al lesionarse de manera grave, en lugar de parar y no acabar el trayecto, decidió gatear hasta que llegara a la meta.

Iida recorrió la mitad de la competencia con las rodillas al suelo, ya lastimadas, para alcanzar el último tramo del mismo, y prefirió no dejar caer a su equipo “Iwatani Sangyo”, que afrontar dicha molestia. Terminando el maratón, la nipona acudió al hospital para ser evaluada, donde los doctores le dijeron que le iba a tomar cuatro meses cicatrizar dicha herida.