Foto: Archivo
La delegación se quedó con grandes expectativas de inversiones de Japón sobre todo en sectores como turismo y energético, aunque no ofrecieron una estimación de montos de inversión

Ciudad de México. Empresarios de Japón mostraron su interés en incrementar el turismo de los visitantes originarios del archipiélago a México debido al Tren Maya, pero descartaron que se realicen grandes inversiones a corto plazo en el sector automotriz.

En conferencia de prensa, Takanobu Ito, jefe de la misión económica de la Cámara de Comercio e Industria de Japón (JCCI, por sus siglas en inglés) indicó que los más de 60 empresarios que vinieron a México se reunieron con el el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo Garza, así como con los titulares de las secretarías de Turismo, Economía y Relaciones Exteriores, Miguel Torruco, Graciela Marquez y Marcelo Ebrard, repetitivamente, para entablar un diálogo económico bilateral con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ito destacó que tras entrevistarse con los funcionarios federales, la delegación se quedó con grandes expectativas de inversiones de Japón sobre todo en sectores como turismo y energético, aunque no ofrecieron una estimación de montos de inversión.

Shinka Katanozaka, consejero de la delegación del JCCI, indicó que hay interés por los proyectos del Tren Maya y del Istmo, sobretodo porque el primero es un atractivo turístico, pues en la cifra de visitantes japoneses a México se duplicó en 2018 (160 mil personas) en comparación con las cifras registradas en 2010.

Sin embargo, Ito indicó que es posible que ya no se puedan esperar a corto plazo grandes montos o una expansión de la inversión de las armadoras japonesas establecidas en el país.

A pesar de ello, indicó que es más probable que se fortalezca la cadena de suministro de autopartes, pero que podría tratarse de inversión de forma gradual.

Ito también indicó que las empresas automotrices de Japón que están establecidas en México tienen mas certeza ahora que hace dos años cuando comenzó la renegociación del tratado de libre comercio, que ahora se llama Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Agregó que si bien al principio no sabían que harían, ahora si bien saben que no cancelarán las inversiones, se encuentran estudiando las reglas de origen que indican que el contenido regional debe ser de 75 por ciento, por lo que buscan la forma de cumplir con ellas.