Archivo
Ciro Murayama advirtió que en la legislación hay una sobrecarga a la autoridad electoral que puede minar sus capacidades.

Durante la inauguración de la consulta sobre la Política Nacional Anticorrupción en la zona centro del país, miembros del Instituto Nacional Electoral (INE) y del Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI), pidieron al nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que se garantice el respeto a la autonomía del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y los poderes autónomos encargados de combatir los casos de corrupción en las campañas electorales.

"La corrupción es un círculo vicioso que en muchas ocasiones pasa por las campañas electorales sin que haya una adecuada sanción", reconoció el consejero del INE, Ciro Murayama.

El consejero electoral advirtió que en la legislación hay una sobrecarga a la autoridad electoral que puede minar sus capacidades.

"Tenemos en México quizá uno de los marcos normativos más exigentes a los actores políticos que hay en el orbe y también algunas de las instituciones con más herramientas y más atribuciones como es el INE, sin embargo podemos estar llegando a un momento de sobrecarga de las tareas a la autoridad electoral que puedan acabar minando, como han dicho algunos expertos internacionales que vinieron a analizar las elecciones. Quizá el INE es víctima del éxito del IFE", expresó.

Murayama hizo un recuento de prácticas irregulares en las campañas como la contabilidad B, que es aquella donde "los partidos políticos no reportan ingresos, hasta que se descubren desvíos" como el de Chihuahua.

"Los desvíos del gobierno al PRI, que sancionamos y por cierto quedó firme porque el PRI no impugnó. Está también un caso muy emblemático que es Asismex, que son empresas fantasma que reciben recursos y pagan la operación de las campañas. Eso ocurrió en Veracruz y sin bien nosotros lo sancionamos desde enero y los partidos involucrados, que eran siete interpusieron quejas ante el tribunal (Electoral) es la fecha que el tribunal no ha dicho que va a ser de esa investigación", abundó el consejero electoral.

Ciro Murayama también hizo referencia al Fideicomiso para los damnificados, del que echó mano Morena, y recalcó que para la autoridad electoral existe constancia que ingresó dinero de empresas mercantiles y  sobre todo "40 millones de pesos en efectivo de recursos privados en un esquema de financiamiento muy opaco" pero, sin embargo, muy bien documentado, por el INE.