Foto: Internet
Entre los factores a los que le atribuyen esta subida de los precios al consumidor, se encuentra el aumento en el costo de los combustibles entre un 14% y un 20%

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), febrero fue el mes en el que los precios al consumidor aumentaron 0.58 por ciento, con lo que la inflación a tasa anual se ubicó en 4.86 por ciento, su mayor nivel desde marzo de 2010.

El INEGI indicó que en la segunda quincena de febrero del 2016, se registró un incremento de 0.44 por ciento mensual y de 2.87 por ciento de inflación anual.

Por otro lado, señalaron que los productos con precios al alza en la segunda mitad de febrero de 2017 fueron: automóviles, gas doméstico LP, restaurantes y similares, vivienda propia, limón, loncherías, fondas, torterías y taquerías, carne de res, tortilla de maíz, colectivo y tomate verde.

Foto: Internet

Mientras que los productos como el jitomate, cebolla, gasolina de bajo octanaje, pollo, carde de cerdo, crema para la piel, melón, chile poblano y detergentes, registraron una disminución en sus precios, así lo refirió el organismo.

El instituto señaló que en la segunda quincena de febrero, el índice de precios de la canasta básica registró un aumento mensual 0.69 por ciento en el segundo mes del año en curso, obteniendo de este modo una tasa anual de 7.65 por ciento; en el mismo mes de 2016 las cifras correspondientes fueron de 0.32 por ciento mensual y de 1.07 por ciento anual.

Respecto a las localidades con variación de precios por arriba de la inflación nacional en la segunda mitad de este mes mencionaron a: Matamoros, Tepatitlán, Chihuahua, Ciudad Acuña, Cortazar, Durango, Torreón, Querétaro, La Paz y Ciudad Jiménez.

En contraste, las localidades con variaciones por debajo de la nacional fueron: Ciudad Juárez, San Andrés Tuxtla, Tapachula, Huatabampo, Tahuantepec, Iguala, Hermosillo, Veracruz, San Luis Potosí y Chetumal.

Los analistas pronostican para este 2017 un aumento de los precios al consumidor de entre el 4 % y el 5 %, muy lejos de la meta del Banco de México del 3 %.

 

Entre los factores que conllevan esta subida de los precios al consumidor se encuentra el aumento en el costo de los combustibles entre un 14 % y un 20 %, una medida previa a la liberalización gradual de precios en el sector, que comenzará el 30 de marzo.

La depreciación del peso frente al dólar estadounidense, que ha encarecido muchos productos importados, y el aumento de tarifas como la eléctrica también ha propiciado este incremento.