Foto: AP
Las inglesas siguen avanzando con paso firme en las canchas parisinas

PARÍS.- Inglaterra ganó con solvencia a Noruega 3-0, se clasificó por segunda vez en su historia para las semifinales de un Mundial y presentó su candidatura a llevarse el título el próximo 7 de julio en el Parc Olympique Lyonnais.

Las chicas dirigidas por Phil Neville siguen con paso firme en el Mundial. Son un auténtico martillo pilón. No fallan. Han ganado todo lo que han jugado. Se estrenaron con un 2-1 a Escocia, siguieron con un 1-0 frente a Argentina, cerraron la fase de grupos con un 2-0 frente a Japón y superaron en octavos a Camerún por 3-0.

Primero marcó Scott, que aprovechó un pase de la muerte de Bronze para hacer el primero; después, White siguió con el carrusel de ocasiones con un disparo al palo y ella misma, antes del descanso, hizo el segundo después de una asistencia de Parris.

Con el 2-0, Inglaterra llegó al descanso con casi todo el trabajo hecho. Sólo tenía que dar un último paso para sellar su clasificación a las semifinales y lo consiguió por medio de Bronze, que marcó un golazo desde fuera del área que dejó boquiabierto a David Beckham, presente en el Stade Océane de Le Havre.

Con algo más de media hora por delante, Inglaterra desaceleró e incluso desperdició un penalti que falló Parris mientras Noruega intentaba maquillar el marcador, pero sin suerte.