Leyendas. El presidente se reunió con Michael Collins y Buzz Aldrin (der.), compañeros de Neil Armstrong en el viaje a la luna de 1969. / AP
El mandatario recibió un informe detallado sobre los planes de su gobierno de enviar astronautas otra vez a la Luna para 2024, y luego a Marte para la década de 2030

WASHINGTON, EU.- Los astronautas Buzz Aldrin y Michael Collins del Apolo 11 se reunieron ayer con Donald Trump en la víspera del 50 aniversario del primer alunizaje en la historia humana, y la polémica la desató el mandatario de Estados Unidos, quien es partidario de lanzar una misión a Marte sin pasar por la luna.

En la entrevista en la Oficina Oval, el mandatario recibió un informe detallado sobre los planes de su gobierno de enviar astronautas otra vez a la Luna para 2024, y luego a Marte para la década de 2030.

Los dos hijos del fallecido Neil Armstrong, el primer hombre en pisar la Luna el 20 de julio de 1969, también asistieron, así como la primera dama Melania Trump, el vicepresidente Mike Pence y Jim Bridenstine, administrador de la NASA.

El debate de si conviene enviar de nuevo astronautas a la Luna antes que a Marte volvió a surgir. El presidente preguntó si los astronautas podrían llegar al Planeta Rojo sin primero pisar al satélite de la Tierra.

Collins, de 88 años, que orbitó la Luna solo en el módulo de mando mientras Armstrong y Aldrin descendían en el módulo lunar Eagle, le dijo al mandatario que él está a favor de ir directamente a Marte y omitir la Luna.

Aldrin por su parte los llamó a no ser “impacientes” por alcanzar el Planeta Rojo.

ANTECEDENTE

> En junio, Trump tuiteó: “Con todo el dinero que estamos gastando, la NASA NO debería estar hablando de ir a la Luna. Eso ya lo hicimos hace 50 años. Deberían centrarse en las cosas mucho mayores que estamos haciendo, incluido Marte...”.

Con información de AP y EFE