Foto: Tomada de Internet
Su hijo logró salvar la vida gracias a elementos de la Guardia Nacional; buscaban internarse a Estados Unidos

Los migrantes centroamericanos ahora están intentando cruzar el Río Bravo durante la madrugada, pero eso esa ocasionando que arriesguen su vida, incluso con fatales consecuencias, como el caso de un padre que fue arrasado por la corriente, mientras que su pequeño de cinco años logró ser salvado por elementos de la Guardia Nacional y el grupo Beta, cuando se ahogaba.

A pesar del llamado que se les hace para que no arriesguen si vida al intentar cruzar a nado el Río Bravo, lo siguen haciendo sin importar las consecuencias.

Es que durante el día es mas visible para los elementos que custodian la orilla del río Bravo, observar y detener a los migrantes que intentan cruzar hacia el lado norteamericano. 

Esa nueva tragedia, se registró la noche de ese viernes, cuando el hombre identificado como Diego Enrique Martínez Rosales, de 29 años y su hijo Diego Neymar Martínez Guzmán, de cinco, ambos originarios de Honduras, buscaban internarse a Estados Unidos, terminando en tragedia. 

De acuerdo con las estadísticas de la Patrulla Fronteriza del Sector Del Río, en lo que va del año, se han registrado 45 fallecimientos por deshidratación por las alas temperaturas de la temporada, mientras que oros se han ahogados.