Archivo
La investigación publicada ayer por VANGUARDIA divulgó que los extorsionadores también le exigieron otros 10 mil dólares para evitar que sus hijos fueran lastimados.

La Procuraduría General de Justicia del Estado abrió una investigación sobre la extorsión cometida desde la Estación Migratoria de la que fue víctima una mujer guatemalteca, a quien le exigieron el pago de mil 500 dólares —27 mil pesos— a cambio de dejar en libertad a sus hijos migrantes que permanecían resguardados en ese lugar. 

La investigación publicada ayer por VANGUARDIA divulgó que los extorsionadores también le exigieron otros 10 mil dólares —180 mil pesos— para evitar que sus hijos fueran lastimados. 

Al respecto, Segismundo Doguin Martínez, delegado del Instituto Nacional de Migración (INM) en Coahuila, solicitó a la víctima que acudiera ante la Comisión de Derechos Humanos a interponer una queja por ese delito e identifique a la persona que la extorsionó, pues de esta manera podrán proceder en su contra de forma penal. 

Hay antecedentes en otras estaciones del país
En agosto pasado, el padre Alejandro Solalinde denunció públicamente que en las estaciones migratorias de Chiapas, Veracruz y la Ciudad de México se habían documentado extorsiones a familiares de migrantes retenidos.