La viuda de Robinson, Rachel, de 96 años, fue acompañada por la hija de la pareja, Sharon, y su hijo, David, en el terreno de juego.

La figura del legendario Jackie Robinson volvió a ser recordada por los Dodgers de Los Angeles en el centenario del nacimiento del expelotero que rompió las barreras de color en el béisbol de las Grandes Ligas.

El comentarista deportivo Vin Scully se unió a la viuda de su amigo Robinson para honrar al jugador que rompió la barrera más difícil que había dentro del deporte pasatiempo nacional.

Scully fue un invitado sorpresa para las ceremonias previas al juego en el Dodger Stadium.

La viuda de Robinson, Rachel, de 96 años, fue acompañada por la hija de la pareja, Sharon, y su hijo, David, en el terreno de juego.

Robinson se convirtió en el primer jugador negro en Grandes Ligas con los Dodgers de Brooklyn el 15 de abril de 1947.

Scully comenzó a narrar los partidos del equipo tres años después, y el ahora retirado comentarista miembro del Salón de la Fama fue amigable fuera del diamante con el hombre que llamó “Jack".

Robinson, quien murió a los 53 años en 1972, habría cumplido 100 el 31 de enero.

Su número 42 fue portado por todos los peloteros de ligas mayores el lunes. El número fue retirado en Grandes Ligas en 1997.