Tienen propuestas para reformar las leyes del Infonavit, del Seguro Social y la de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, con el objetivo de que se les devuelvan a pensionados y jubilados sus ahorros en subcuentas de vivienda y Afores

Torreón, Coahuila. -  Jubilados y pensionados del Instituto Mexicano del Seguro Social en Torreón se unieron a la Unión Nacional de Comités del IMSS, con la finalidad de recuperar los ahorros depositados en la subcuenta de cesantía y vejez administradas por las diez Afores, fondos que desde el mes de noviembre de 2015 no se están entregando en perjuicio de más de 45 mil ex trabajadores en todo el país.

Juan Ángel Castillo Lafarja, dirigente de la Unión Nacional de Comités IMSS, en rueda de prensa ofrecida en esta ciudad, dijo que las Afores por más de 6 mil millones de pesos, no se han entregado a más de seis mil 800 jubilados y pensionados del Seguro Social, dada la aplicación de la jurisprudencia 185-2008 emitida por la Suprema Corte de Justicia.

Manifestó que por esa situación denunciaron al Estado Mexicano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por violar el derecho a la propiedad privada, denuncia que se entregó el 21 de noviembre del año pasado en Washington, durante el gobierno de Enrique Peña Nieto.

La denuncia tiene 12 meses en estudio en la Comisión Interamericana y de ser aceptada pasará a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en San José de Costa Rica y pasará a ser demanda. La subcuenta de cesantía y vejez está a nombre de cada jubilado, por lo que es propiedad privada.

Detalló que entre los objetivos la Unión Nacional de Comités del IMSS, está informar periódicamente de los avances de esta denuncia y participar de manera conjunta con la recuperación de los fondos.

“Cuando la sociedad se organiza para resolver sus problemas, sus problemas se resuelven vía presión social y sobre todo cuando se tiene un fundamento de ley”, mencionó.

Agrega que, se trata de una lucha no sólo en beneficio de los jubilados y pensionados, sino también en favor de los trabajadores en activo, quienes cuando lleguen a su jubilación no les sea necesario interponer juicios, ni se les retenga lo que ya de por sí es su derecho.