Especial
El pasado 2 de julio el juez Patricio Vargas Alarcón concedió a Gómez Arrieta una suspensión provisional

Un juez federal negó suspensión definitiva al amparo promovido por Carlos Gómez Arrieta, exjefe de la Policía Federal Ministerial (PFM), que fue señalado por presunta tortura durante una investigación del caso Ayotzinapa. 

De acuerdo con Reforma, el pasado 2 de julio el juez Patricio Vargas Alarcón concedió a Gómez Arrieta una suspensión provisional, para el efecto de que la Fiscalía General de la República (FGR) no ejerciera acción penal, pues el quejoso alegó que no se había respetado su derecho de defensa.

Sobre este caso, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que enviaría un oficio al titular de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, para quejarse por el caso.

Momentos después del reclamo de AMLO, el juez negó la suspensión definitiva, pues la FGR informó que era falso que se hubiera negado a Gómez Arrieta su derecho a comparecer en la averiguación previa, “por lo tanto, dada la calidad de testigo que tiene, no demuestra su posible afectación con la determinación del ejercicio de la acción penal”.

Cabe destacar que la FGR en cualquier momento puede cambiar el estatus de Gómez en la averiguación, para que pase de testigo a indiciado, y al no existir suspensión, se podría solicitar a un juez que ordene su aprehensión.