Captura de pantalla
En lugar de asumir la culpa y decirle al silbante del error, se escondió para mantenerse en la cancha

El futbolista de los Pumas, Martín Barragán, dio la mala nota por su antifutbol en el partido de la Copa MX ante Santos

El canterano del Atlas cometió una mano en el área, lo que significaba su expulsión, sin embargo el silbante, Brian González, se equivocó y le mostró el cartón rojo al juvenil Jesús Rivas, que hacía su debut en el certamen. 

La situación provocó el reclamo de los universitarios y, mientras Rivas intentó sin éxito probar su inocencia, Barragán guardó silencio y vio cómo su compañero salía llorando del terreno de juego. 

Luego de esa acción le llovieron críticas a Barragán al no acudir con el árbitro y decirle que él había sido el de la mano.

Al final, Santos goleó 4-2 a Pumas en la ida de los octavos de final de la Copa MX. 

No se sabe si los Pumas le darán una sanción interna al futbolista por sus acciones.