Hope Trautwein realizó el primer juego perfecto en la historia del norte de Texas

La jugadora de softbol, Hope Trautwein sorprendió en el diamante al realizar un juego perfecto que quedó para la historia. De 21 bateadores que enfrentó, consiguió los 21 ponches. 

Fue el primer juego perfecto en la historia del norte de Texas y se cree que es el primer juego perfecto de siete entradas en la historia de la División I de la NCAA con cada out con ponches.

Trautwein lanzó el juego perfecto el el pasado domingo, cuando su equipo se enfrentó a Arkansas-Pine Bluff.

Los registros de la NCAA enumeran a otros dos lanzadores con 21 ponches en un juego de siete entradas, pero ninguno de ellos fue un juego perfecto.

 Alexis Osorio, de Alabama, tuvo un juego de 21 K contra Fordham en 2018, y Michele Granger, de California, lo hizo contra Creighton en 1991.

Trautwein, una estudiante de último año de Pflugerville, Texas, también tuvo 21 ponches en un juego de siete entradas en su primera apertura esta temporada. Pero la lanzadora derecha también permitió cinco hits y dos carreras en la victoria por 6-2 contra el sureste de Louisiana el 13 de febrero.

El récord de ponches de un solo juego de la NCAA es de 28, por Eileen Canney, de Northwestern, en un juego de 18 entradas contra Minnesota en 2006, y Cristin Vitek, de Baylor, en 16 entradas contra Carolina del Norte en 2004. Con información de AP