Velocidad. Esta versión del WiFi ha ayudado a las labores a distancia como el trabajo y la escuela que se han tenido que reinventar con estos tiempos de pandemia.
La WiFi 6 es una opción con mayor cobertura y velocidad que ha venido a rescatar reuniones virtuales en estos tiempos

BRIAN X. CHEN

Cuando la pandemia cambió de manera drástica nuestras vidas, muchos de nosotros nos vimos forzados a quedarnos en casa y pasar nuestro trabajo y nuestros pasatiempos al internet. Las reuniones de oficina y los salones de clases fueron remplazados por videollamadas. Vemos maratones en Netflix, jugamos más videojuegos y compramos en línea.

El resultado: atiborramos nuestras redes caseras WiFi con más dispositivos que a su vez estaban más ocupados que nunca. Nuestras congestionadas conexiones de internet, las cuales contribuyeron a las videollamadas pixeladas y las descargas lentas, se convirtieron en nuestro principal dolor de cabeza tecnológico.

Ahora una nueva generación de WiFi, conocida como WiFi 6, ha llegado para resolver este problema. Produce mayores velocidades y una cobertura más amplia. Lo más importante: la tecnología inalámbrica sí hace un mejor trabajo al compartir una conexión de datos de una manera más eficiente a través de una gran cantidad de dispositivos caseros, como teléfonos, tabletas, computadoras, altavoces inteligentes y televisores.

Con WiFi 6, cuando un dispositivo consuma cantidades copiosas de datos, como una consola de videojuegos que descarga un juego inmenso, no detendrá toda la red, lo que pasaba con la tecnología inalámbrica pasada.

WiFi 6 debutó en 2018, pero se popularizó apenas este año, cuando se volvió más asequible, con dispositivos que cuestan desde 70 dólares, y más disponible en nuevos enrutadores de internet. En la actualidad, muchos teléfonos inteligentes y computadoras nuevos también tienen chips que les sirven para aprovechar la conexión WiFi 6.

Entonces, ¿cómo funciona exactamente? Imagina unos autos en una carretera. En las redes antiguas de WiFi, los autos, los cuales representan a los dispositivos que transmiten datos, iban en un solo carril. Un dispositivo que se tarda mucho tiempo en completar una tarea de muchos datos es como esa tortuga odiosa que obliga a todos los que vienen detrás a pisar el freno.

WiFi 6 reduce la congestión al reorientar el tráfico. Ahora hay varios carriles: carriles para vehículos compartidos para los dispositivos más nuevos y veloces, así como un carril de baja velocidad para los más antiguos y lentos. Todos los vehículos también están llenos de gente, lo cual representa grandes lotes de datos que son transportados por la red de manera simultánea.

“WiFi 6 puede ser mucho más eficiente para que muchos más autos vayan más rápido en la carretera”, comentó David Henry, vicepresidente de Netgear, una empresa especializada en sistemas de redes.

Hace poco, probé dos enrutadores WiFi 6 y los comparé con un enrutador WiFi de una generación anterior, lo cual produjo algunos resultados promedio, así como mejoras más sorprendentes.

PROBANDO, PROBANDO

Suelo tener funcionando más de dos decenas de dispositivos conectados a internet, entre ellos altavoces inteligentes, un termostato y una báscula de baño. Gracias a esto, mi casa parecía ser un entorno ideal de prueba para la WiFi 6.

Los enrutadores WiFi 6 que elegí fueron el Eero Pro 6 de Amazon, con un costo de unos 230 dólares, y el Orbi de Netgear, de 380 dólares. Los comparé con un enrutador Google WiFi, que me costó más o menos 130 dólares cuando fue lanzado en 2016.

Una prueba involucró la descarga de un episodio de la serie “Todo el mundo a la mesa” de Netflix en dos teléfonos inteligentes y una tableta, y al mismo tiempo una emisión de video en continuo en otra tableta.

A los enrutadores WiFi 6 les fue mejor que al antiguo enrutador, pero solo por poco:

— En los enrutadores Eero y Netgear, se necesitaron unos 45 segundos para que los tres dispositivos terminaran de descargar el episodio. En el viejo enrutador de Google, la tarea tardó 51 segundos, un 13 por ciento más lento.

— Cuando intenté ver una emisión de video en alta definición en una tableta mientras los otros dispositivos descargaban archivos, no hubo una demora notable en la reproducción del video en continuo en los enrutadores WiFi 6 ni en el viejo enrutador.

Les hice muchas pruebas como la anterior a los enrutadores, entre ellas descargar videojuegos mientras hacía una videollamada. A menudo, los resultados fueron decepcionantes. Entonces, ¿qué onda?

Nick Weaver, director ejecutivo de Eero, el fabricante de enrutadores que es propiedad de Amazon, comentó que el beneficio de una congestión reducida con la conexión WiFi 6 sería más visible en un entorno con muchos más dispositivos, como una oficina con cientos de computadoras haciendo tareas pesadas al mismo tiempo.

“Es menos importante en el entorno casero”, admitió.

La mayoría de las casas siguen sin tener tantos dispositivos.

Keerti Melkote, fundador de Aruba, una compañía de Hewlett Packard Enterprise que ofrece productos WiFi para empresas, propuso otra teoría. La mayoría de los dispositivos en mi casa tendrían que tener chips que los volvieran compatibles con la conexión WiFi 6 para que los beneficios fueran más notables, comentó. Tan solo una cuarta parte de mis dispositivos conectados a internet cuentan con esos chips.

LAS VENTAJAS

No hubo resultados impactantes. Sin embargo, la buena noticia fue que con la conexión WiFi 6, noté cambios sutiles en toda mi casa.

En primer lugar, mis altavoces inteligentes de Amazon ahora responden mejor. En mi recámara, le pedí a Alexa que controlara un par de bombillas conectadas al internet. Con el viejo enrutador, siempre que decía: “Alexa, enciende las luces”, había un retraso de unos dos segundos antes de que encendieran las luces. Ahora, tarda menos de medio segundo. Me di cuenta de que pasaba algo similar con MyQ, que me deja controlar la puerta de mi garaje por medio de una aplicación para teléfonos inteligentes. Antes, tras apretar el botón, esperaba varios segundos para que abriera la puerta. Ahora, solo espero una fracción de segundo.

Mis videollamadas también se ven más nítidas que antes y tardan menos tiempo en conectarse.

EN RESUMEN

De los dos enrutadores WiFi 6 que probé, preferí el Eero Pro 6. Es 150 dólares más barato que el Orbi de Netgear y ambos fueron igual de rápidos en mis pruebas. La configuración del Eero también fue más sencilla.

Sin embargo, ¿quién debería comprarlo?

Según mi experiencia, la gente que compró un enrutador en los últimos cinco años tal vez no vaya a ver una mejoría importante de inmediato, así que no hay prisa para actualizar.

Tal vez sea mejor que esos clientes esperen la conexión WiFi 6E, una nueva tecnología que no ha sido develada y que en teoría ofrece incluso más mejoras para reducir la congestión de red en los vecindarios densamente poblados. Los enrutadores que funcionan con WiFi 6E apenas están empezando a salir —y son muy caros—, así que podrían pasar varios años antes de que sea práctico considerar esa actualización.

No obstante, si compraste un enrutador hace más de seis años, al subir de categoría a la WiFi 6, tendrás un gran aumento en la velocidad y los beneficios generales serán más notables. Esto se debe en buena medida a que en 2015 la Comisión Federal de Comunicaciones eliminó restricciones que limitaban la capacidad de transmisión inalámbrica de los enrutadores WiFi, lo cual permitió que los nuevos fueran 20 veces más poderosos. c.2021 The New York Times Company