Cinéfilos. El Cine Olimpia es el único que tiene asegurada su reapertura mañana jueves. | Foto: Vanguardia
Realiza personal del Olimpia labores de limpieza para su reapertura

Las películas de historias eróticas y amor clandestino regresan a la pantalla grande. El Cine Olimpia es la única sala con certeza de abrir este jueves en la Región Sureste. 

Esta semana comenzaron las labores de limpieza en la sala que cuenta con aproximadamente mil butacas, lo cual permitirá, aseguran los empleados, mantener la distancia necesaria entre sus asistentes.

Bastó levantar su cortina metálica para que más de una docena de clientes se acercaran a preguntar sobre su apertura, sin embargo, el personal aún se encuentra realizando labores de limpieza y sus directivos gestionando los insumos necesarios como gel antibacterial o termómetros, para acatar las indicaciones de las autoridades. 

Cada día acuden alrededor de 70 clientes solos o acompañados que costean un boleto de 85 pesos para ver una película erótica con desnudos, sexo explícito y amor clandestino. Una cantidad de al menos 40 mil pesos por semana, es decir 5 mil pesos diarios como sus ganancias. 

Según los empleados, el acomodo de las parejas o asistentes será de cada tres butacas y al menos dos filas para separarlos, aunque por la naturaleza de esta sala de cines, los cinéfilos de pornografía buscan el distanciamiento con el resto del público. 

Sin embargo, dijeron los empleados, se acatarán las medidas necesarias para la evitar ser acreedores a una multa, clausura o cancelación de licencia de funcionamiento, aseguraron los empleados, quienes ya contaban con cubrebocas y se encontraban realizando labores de limpieza en su recepción.

OBLIGATORIO PARA SALAS DE CINE

Limitar el acceso a una entrada principal con filtros sanitarios donde se tome la temperatura y se aplique gel antibacterial para uso del público. En caso de que presente temperatura mayor a 37.5°, reportar a 9-1-1.

Solamente se admite la entrada del público con cubrebocas.

Contar con surtidores de gel antibacterial en el área de sanitarios, así como en las salas. 

Sanitizar constantemente las diferentes áreas. Se deberá establecer un espacio de 30 minutos como mínimo entre cada una de las funciones para la correcta sanitización de las butacas y sala. 

Reducir a un 50 por ciento la disponibilidad de salas, así como la capacidad de atención al público dentro de las mismas. 

Se deberá cancelar un número determinado de butacas para mantener la sana distancia.

Reducir los horarios de atención. Lunes a viernes de 14:00 a 21:30 horas (siendo este horario la última función disponible). Sábados y domingos de 13:00 a 22:30 horas (siendo este horario la última función disponible). 

En la dulcería se deberán proporcionar los alimentos y condimentos de manera individual.

Se deberá asignar un comité Ciudadanos Vigilantes de la Salud que supervise el cumplimiento de las medidas sanitarias en cada función.