Foto: Especial
El mercado de teléfonos inteligentes es un desastre en este momento en todo el mundo, dijo el analista de IDC

Washington. Las ventas globales de teléfonos inteligentes registraron su peor contracción en 2018, y las perspectivas para 2019 no son mucho mejores, según muestran nuevas investigaciones de mercado.

Las ventas de teléfonos móviles en todo el mundo disminuyeron 4.1 por ciento en 2018 a un total de mil 400 millones de unidades, según la firma de investigación IDC, que ve potencial de nuevas caídas este año.

El mercado de teléfonos inteligentes es un desastre en este momento en todo el mundo, dijo el analista de IDC, Ryan Reith.

Fuera de un puñado de mercados de alto crecimiento como India, Indonesia, Corea del Sur y Vietnam, no vimos mucha actividad positiva en 2018.

Reith dijo que el mercado se ha visto afectado por los consumidores que esperan más tiempo para reemplazar sus teléfonos, la frustración por el alto costo de los dispositivos premium y la incertidumbre política y económica.

El mercado chino, que representa aproximadamente 30 por ciento de las ventas de smartphones, fue especialmente afectado con una caída de 10 por ciento.

La firma señala que los cinco principales fabricantes de teléfonos inteligentes se han vuelto más fuertes y ahora representan 69 por ciento de las ventas mundiales, en comparación con 63 por ciento de hace un año.

Samsung se mantuvo como el fabricante número uno con una participación de 20.8 por ciento del mercado, a pesar de una caída de las ventas de 8 por ciento en el año.

Apple logró recuperar la posición número dos, con 14.9 por ciento de participación de mercado, adelantándose a Huawei, que tiene 14.7 por ciento.

Finalmente, las ventas de smartphones en el cuarto trimestre cayeron 4.9 por ciento, el quinto trimestre consecutivo de disminución.