Fonseca mostró un gran nivel durante el 2018, tiempo en el que llegó a los Saraperos. / Luis Salcedo
El pelotero cubano-mexicano se prepara día a día, como todos sus compañeros, con el firme objetivo de ganarse una oportunidad en el equipo para la nueva campaña

La competencia en el campo de entrenamiento de los Saraperos de Saltillo cada día es más fuerte, pero siempre es una motivación para los peloteros, quienes buscan ganarse la confianza del timonel Roberto Vizcarra. Ese es el caso del cubano-mexicano Luis Fonseca, quien lleno de confianza se muestra listo para volver a ser factor en el equipo como lo fue en 2018.

“En el beisbol lo importante es la confianza, cuando yo llegué la campaña anterior el manager me dio la confianza de jugar todos los días y pude hacer lo mío, ahí están los números, espero que este año también me den la confianza para aportar al equipo”, señaló.

“Hay muchos jugadores que están buscando una oportunidad, el cuerpo técnico está muy completo y la directiva nos ha tratado muy bien, esperemos que este año Saltillo tenga buenos resultados en la temporada. Todos nos estamos llevando bien, en el equipo hay un muy buen ambiente, el manager y coaches nos han estado corrigiendo algunos detalles, todo en función de mejorar”, agregó.

Luis Fonseca, quien en sus primeros años en México se caracterizó por su poder, hoy es un pelotero más maduro y ha recuperado las buenas estadísticas al convertirse en un bateador de contacto, más inteligente y lleno de confianza.

“Han ido pasando los años y no sé si perdí fuerza, pero me he adaptado bien a hacer el trabajo, nunca estoy pensando en pegar cuadrangulares, me concentro en conectar la pelota a donde sea, siempre y cuando sea de ayuda para mí y el equipo”, subrayó.

Tras el invierno con los Mayos, donde no terminó la campaña a pesar de haber tenido buenas actuaciones, hoy Fonseca se alista con el firme objetivo de ser útil para las metas que se han trazado en Saraperos.

SERÁN MÁS DE 15 JUEGOS DE PRETEMPORADA

Con el objetivo de cerrar con fuerza su preparación, los Saraperos tendrán más de 15 juegos de pretemporada iniciando este domingo 17 de marzo, así lo confirmó el director deportivo de la organización, Roberto Magdaleno Ramírez.

Al momento se tiene registro de 4 duelos en casa, 7 de gira y 3 más por confirmar sede y fecha; todos ante equipos de la Liga Mexicana.

Vanguardia

La primera prueba para Roberto “Chapo” Vizcarra y sus muchachos será este 17 de marzo en Montemorelos, donde se medirán a los campeones Sultanes, timoneados por el panameño Roberto Kelly.

Saraperos jugará en casa el martes 19 —después de volverse a ver las caras frente a los Fantasmas Grises en territorio neoleonés el 18—, será frente al odiado rival, los Acereros de Pedro Meré, en una edición del Clásico Coahuilense.

Los Saraperos regresan a casa el martes 19 de marzo, donde los aficionados podrán disfrutar de un gran choque beisbolero, con el Clásico Coahuilense antes los odiados Acereros de Monclova, encabezados por su manager Pedro Meré. El 21 pagarán visita en Monclova.

La Nave Verde volverá a Texas en pretemporada con un duelo en Del Río frente a los Tecolotes dirigidos por Félix Fermín, encuentro pactado para el 22 de marzo.

Para el 24 del presente mes la Nave Verde estará en el Estadio Revolución de Torreón, donde se medirán a los Algodoneros hoy dirigidos por Jonathan Aceves en su debut como mánager.

El día 27 los Saraperos se reencuentran con su afición en un nuevo duelo ante Sultanes. Mientras que el 28 van a Monclova y regresan a Saltillo el 29, ambos duelos ante la Furia Azul.

La ‘Copa Gobernador de Coahuila 2019’ es parte de la preparación, cuadrangular que se realizará en Monclova los días 30 y 31 de marzo con los Saraperos, Sultanes, Algodoneros y los anfitriones Acereros.

El cierre de los partidos de exhibición será en el tradicional juego con causa en el Parque Madero, donde Saraperos se mide a los Sultanes en un clásico a beneficio de los programas del DIF Coahuila. Se espera un lleno total para el 1 de abril en punto de las las 19:30 horas.

Con información de Saraperos