La nota relacionada a la música de la semana se la llevó el arresto y posterior salida de la cárcel del cantante Luis Miguel tras pagar una fianza de un millón de dólares.

 Esto debido a una demanda laboral impuesta por su anterior manager, William Brockhaus, a la que se le quisieron colgar las del Potrillo, Alejandro Fernández, y otros más que aprovechando aquello de “hacer leña del árbol caído” dijeron “de aquí somos” y no les importó la mala racha profesional del cantante que lo ha llevado a este punto para reclamar supuestamente “lo que les corresponde” por “daños y prejuicios”.

 Aunque he de confesar que el también llamado “Sol de México” nunca fue santo de mi devoción, mal haría en cegarme como muchos y no reconocer el legado musical que lo situó indudablemente como uno de los cantantes de pop mexicano más famosos de las últimas dos décadas del siglo 20 y por lo mismo a continuación vamos a hacer un breve recorrido musical sobre todo para el público millenial que lo ha conocido más por los memes que por su música a través de los cuales, entre otras cosas, se burlaban diciendo que su arresto y destino a partir del mismo no iba a preocupar a nadie más que a sus abuelitas.

 Irónicamente este año más que ser arrestado Luis Miguel estuviera en otro contexto festejando 35 años de carrera discográfica a partir de su debut en el año de 1982 de su primer álbum “Un Sol”; para 1983 su popularidad continental lo llevó a filmar su primera película, “Ya Nunca Más”, al lado del desaparecido actor Gonzalo Vega y para 1985 junto a otro ídolo juvenil del momento, Lucerito, interpretó e hizo pareja para su segunda y última película “Fiebre de Amor”. En el mismo año de 1985 gana la Antorcha de Plata en el prestigiado Festival de Viña del Mar por el dueto al lado de la cantante  escocesa Sheena Easton “Me gustas tal como eres” y cruzando el Atlántico gana el segundo lugar del Festival de San Remo en Italia por el tema “Noi Ragazzi Di Oggi” (“Los muchachos de hoy”).

 Si a los aniversarios nos vamos, este año también se cumplen tres décadas de la salida en Mayo de 1987 de “Soy Como Quiero Ser”, ese gran disco con el que hizo mancuerna por primera vez con el productor Juan Carlos Calderón y el cual consolidó a Luis Miguel como el ídolo sobre todo las adolescentes tras protagonizar el candente video bajo la producción del saltillense Pedro Torres del cover “Cuando calienta el sol” desprendiéndose otros exitosos sencillos como “Ahora te puedes marchar” y “Yo que no vivo sin ti”. Bajo la dirección otra vez de Pedro Torres, Luis Miguel cerró la década de los 80 con otro gran éxito continental gracias en gran parte al apoyo que dio a su sencillo “La Incondicional” el video producido por el también productor saltillense en una variante de la película “Top Gun” de Tom Cruise.

 Los años 90 fueron los que dieron a Luis Miguel lo mismo su madurez musical como su mayor error: quedarse en una zona de confort de la que no salió y propició su decadencia musical ya que si bien pegó y muy fuerte al rescatar los para entonces ya olvidados boleros de grandes cantautores como Armando Manzanero a partir de su disco “Romances”, de 1992, tras su serie de discos de romances, y a pesar de incursionar con buena aceptación en la música vernácula (“México en la piel”), “El Sol” comenzó a sonar repetitivo y aburrido fuera de sus seguidores (y sobre todo seguidores) incondicionales, y eso sin contar en que llegó a hacer duetos con grandes de la talla de Frank Sinatra.

Comentarios a: tavoneto69@yahoo.com.mx