Foto: Armando Ríos
Los manifestantes piden que las autoridades hagan justicia en el caso y no le den beneficios a la imputada por su género sin analizar detalladamente el historial

Familiares del hombre asesinado presuntamente por su pareja hace una semana en la colonia Misión Cerritos, se presentaron en el Centro de Justicia Penal, para exigir que las autoridades hagan justicia en el caso y no le den beneficios a la imputada por su género sin analizar detalladamente el historial.

Con pancartas en mano, los hijos y familiares se presentaron ante las instalaciones de Centro de Justicia mientras al interior se llevaba a cabo la audiencia de Vinculación a Proceso contra Ada “N”, por el homicidio contra su expareja Mario “N”, que culminó después de una discusión entre ambos en un domicilio al oriente de la ciudad.

Ente algunas de las manifestaciones que hicieron públicas, fue su deseo de que la autoridad no dé beneficios a ciegas por cuestiones de género, sin antes analizar todo el contexto de la relación que sostenía la pareja.

El hijo de Mario, la víctima, quien vivía con ellos dijo que la urgencia de que la mujer quede dentro se debe a que dejó a una menor sin sustento, y de que podrían comprobar que él sufría violencia familiar.

“Dejó a una niña sin padre, y queremos saber si la van a defender a ella o van a defender a la asesina. Ella la golpeaba desde hace tiempo por ella. Empezamos a saber hace dos meses”, expresó.

En ese sentido, el hijo de Mario aseguró que incluso la mujer realizaba insultos en contra de él y sus hermanos, aunque de los 13 años en los que la pareja estuvo unida, fue hasta hace aproximadamente dos meses cuando empezaron las complicaciones y las situaciones de violencia.

“No había una denuncia, pero mi papá una vez pidió apoyo porque ella ya lo había amenazado de muerte. Fue hace tres semanas o dos. Él nos platicó y había vecinos testigos. Mi papá salió a pedir el auxilio y llegó la patrulla y se lo llevaron”, expresó.

“Ella está en su derecho, pero lo que pedimos es justicia por mi padre”, dijo el joven de 19 años, quien tiene una hermana de 16.

En estos momentos, todavía se encuentra en desarrollo la vinculación a proceso de Ada “N”, al interior del Centro de Justicia Penal.