Tomada de internet
Con el cierre de todos estos comercios, el total de tiendas formales con al menos un trabajador en Brasil cayó 13.4 por ciento

Río de Janeiro.- Unos 95 mil 400 comercios cerraron sus actividades en Brasil el año pasado como consecuencia de la caída de las ventas, según un informe divulgado este viernes por la Confederación Nacional del Comercio (CNC).

Con el cierre de todos estos comercios, el total de tiendas formales con al menos un trabajador en Brasil cayó 13.4 por ciento, según la patronal de los comerciantes brasileños, que atribuyó los hechos a la crisis económica que vive el país.

"La crisis redujo el número de tiendas en prácticamente todo el país e impactó, incluso, a los grandes vendedores al por mayor", afirma la CNC en un comunicado, agregando que 2015 fue la "mayor crisis registrada por el sector comercial en los últimos 15 años". Según las últimas estadísticas oficiales, las ventas de los comerciantes brasileños acumularon entre enero y noviembre del año pasado una reducción del 8.4 por ciento en volumen, más de cinco veces superior a la caída del 1.6 por ciento que registraron las ventas minoristas en Brasil en 2014, el primer resultado negativo en 15 años.

La caída de las ventas fue provocada tanto por la inflación, que el año pasado alcanzó su mayor nivel en 13 años (10.67 por ciento), como por la recesión que enfrenta el país, que ha provocado un aumento del desempleo y una reducción de la renta de los trabajadores, así como un aumento de las tasas de intereses a sus mayores niveles en varios años.

"El estudio evidencia la dimensión de la crisis en el comercio, que afectó todos los sectores, incluso los grandes, que teóricamente tienen más capacidad de enfrentar la recesión. También llama la atención que el problema afecta a todo el país", según el texto. Los sectores que tuvieron más comercios cerrando el año pasado fueron los de materiales de construcción (18.3 por ciento), informática y comunicación (16.6 por ciento) y muebles y electrodomésticos (15 por ciento).