Foto: Especial
Pobladores de Maidiguri asistían a un funeral; hoy velan a más asesinadas por los terroristas

ABUYA, NIG.- Al menos 65 personas fueron asesinadas por supuestos miembros armados del grupo yihadista Boko Haram durante un funeral, en un pueblo cercano a la ciudad de Maiduguri, capital del estado de Borno, en el nordeste de Nigeria, confirmó ayer el Gobierno local.

El ataque se produjo a las las 11:40 horas locales del sábado, cuando los insurgentes abrieron fuego contra los asistentes a un funeral en el pueblo de Badu, a pocos kilómetros de la capital de Borno.

“Son 65 muertos y 10 heridos”, dijo a los medios el presidente del Gobierno de Borno, Muhammed Bulama, que explicó que una veintena de personas murieron en el ataque inicial al funeral, celebrado este sábado. El resto de personas fueron asesinadas por los yihadistas cuando intentaban huir.

El viernes se cumplieron 10 años del primer ataque de este grupo yihadista, el 26 de julio de 2009, contra una comisaría en represalia por el arresto de líderes del grupo. Cuatro días después, su líder espiritual y fundador, Mohameh Yusuf, fue abatido por la Policía.

Fue cuando su sucesor Abubakar Shekau decidió atacar también a civiles.

El dato:

Boko Haram lucha por imponer la sharía, ley islámica.