Cuarenta investigadores que integran el Seminario Universitario en Sociedad, Medio Ambiente e Instituciones de la UNAM presentaron la Agenda Ambiental, documento que describe una síntesis del conocimiento en materia ambiental en los asuntos más urgentes y la ofrecen a los candidatos a la presidencia de la República y a los que aspiran a las gubernaturas en los trece estados que se renovarán este año su administración. 

La Agenda Ambiental, elaborada por un conjunto de universidades públicas y organizaciones de la sociedad civil, las que por su cantidad es imposible incluir en este breve espacio, presenta un diagnóstico de las condiciones de acceso, uso y gestión del agua y 7 temas más de carácter ambiental.

El documento enfatiza que nuestro país cuenta con un legado natural y cultural de los más sobresalientes del planeta, sin embargo, carece de una “política ambiental propia” que administre los bienes del patrimonio que posee. Se establece que a partir de la década de los noventa, cuando surgen instituciones como la Secretaría del Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca y otros organismos, señalan los expertos un retroceso en la política pública en esta materia y una serie de yerros que dañan a la sociedad en su conjunto, una paradoja explicable, la ignorancia e irresponsabilidad de los gobiernos. 

La Agenda aborda en primer lugar la crisis hídrica por la que pasa México y la urgencia de contar con la seguridad en la materia para el presente y el futuro, por lo que apremia el cambio para la gestión del agua y las cuencas; un cambio que se nutra de los nuevos paradigmas, de manera que se garantice el abasto en calidad y cantidad suficiente para el uso doméstico urbano y rural y las actividades productivas e industriales, actualmente no hay condiciones para la gobernanza del agua. 

Constitucionalmente el acceso al agua es un derecho humano, en la actualidad es parte de la Agenda Global denominada: Objetivos para el Desarrollo Sostenible para el año 2030. 
La Agenda Ambiental registra los focos rojos en la gestión de aguas: el abasto a las ciudades que desborda la capacidad de los responsables del suministro y las zonas rurales que permanecen en el olvido institucional, a pesar de que en muchos casos son proveedoras de abasto urbano. En Coahuila esas áreas abundan; se analiza el mal manejo de las aguas residuales crudas (no tratadas) que en muchos casos son reutilizadas para el riego; México es el segundo país después de China que las emplea con el riesgo que significa para la población por los patógenos, la alta contaminación de metales pesados, disolventes industriales y otros. 

La carencia en la calidad del agua ha propiciado el uso generalizado de agua embotellada, de la que este país es el primer consumidor per cápita en el mundo. Hay muchos factores más, socioeconómicos, normativos y políticos, que amenazan gravemente la seguridad hídrica nacional. 

Quiero referirme específicamente a Coahuila en el tema, en donde la voracidad de los petroleros, beneficiarios de la Reforma Energética, significa una amenaza y despojos para la población rural del estado, la mayoría condenada a la exclusión del desarrollo y a la pobreza; el agua tóxica que desecha la empresa Lewis Energy, de la explotación del gas shale en el municipio de Hidalgo, recorrerá 333 kilómetros para quedar depositada en el Cimari de Ramos Arizpe, eso es lo que nos regalarán los grandes empresarios de un recurso que es de los coahuilenses: ve-ne-no, lo cual es preocupante, porque ese depósito es inseguro, se ha incendiado dos veces y la población aledaña se ha visto obligada a abandonar sus comunidades por la contaminación del aire y de todo el medio ambiente, y los residuos del shale contienen mayor toxicidad. 

¿Por qué Ramos Arizpe? Es más cerca Mina, Nuevo León, y al parecer está mejor equipada que el Cimari de Ramos. En Cuatro Ciénegas los campesinos han sido despojados de miles de hectáreas de tierras con la complicidad de la burocracia del Registro Agrario Nacional, lo mismo ocurre en Acuña y otros municipios del norte del estado. Son los obsequios del Clúster Minero Petrolero de Coahuila. Paso a la voracidad, al despojo, a la depredación y a la rapiña.

Le invito a que analice la Agenda Ambiental, es un obsequio de los buenos, está en internet.