Foto: Archivo
Narro Robles propone pasar de la prohibición a acciones preventivas.Falta en México una política antidrogas que se traduzca en estrategias: Mazzitelli

Acapulco, Gro.- El representante en México de la Oficina de la Organización de Naciones Unidas (ONU) contra la Droga y el Delito, Antonio Luigi Mazzitelli, advirtió que hace falta al país (México) una verdadera política de drogas, que se traduzca en proyectos y en estrategias.

En la inauguración del 18 Congreso Internacional en Adicciones: Nuevos Desafíos para la Prevención y Tratamiento del Consumo de Drogas, celebrado en un hotel de la Zona Diamante de este puerto, subrayó que desde el punto de vista de la oferta de las drogas cada año la situación empeora. Tenemos que ser pragmáticos y realistas.

El diplomático destacó que la situación es complicada, pues la mariguana cada vez más está en nuestras sociedades y se quedará. Advirtió que este año, como nunca, aumentó la producción de la hoja de coca en Colombia, por lo que se tiene prevista una ola de cocaína en todos los mercados de América Latina, pues habrá más oferta del enervante.

Mazzitelli expuso que la oferta de metanfetaminas sigue creciendo, sobre todo en México, que es productor de esa droga. Refirió que en ciudades como Los Ángeles, California, ha aumentado el consumo de esta droga que es producida en otros países.

Mencionó que Guerrero produce 50 por ciento de la goma de opio, base de la heroína, que se consume en Estados Unidos.

En el encuentro participó el titular de la Secretaría de Salud, José Narro Robles, quien subrayó que la solución al problema de las adicciones y el consumo de drogas no está en los juzgados ni en los penales, por lo que se debe pasar de una política prohibicionista a una preventiva, de atención y educación.

Consideró que antes de pasar al tema de la legalización de la producción de amapola (de donde se extrae la goma de opio), se debe ir paso por paso y agotar el tema de la mariguana.

Narro Robles planteó que la solución al problema de las adicciones pasa por los hogares, las escuelas y los centros de integración juvenil.

La solución poco tiene que ver con los castigos y mucho que ver con la información y la educación, destacó. Y dijo que cada vez más los jóvenes empiezan más temprano a consumir enervantes.

Señaló que en el campo de las adicciones lo afectivo es lo efectivo; cualquier adicción limita, lastima y disminuye; la adicción al juego, al trabajo, al alcohol o a una droga limita la autonomía de la persona, la libertad y la independencia del individuo.

En su intervención, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, se pronunció por que antes de que concluya el año el Congreso federal apruebe el consumo de mariguana para uso medicinal. Argumentó: no podemos quedar en el rezago y encerrarnos; esta es mi opinión personal y la expreso con todo respeto.