Twitter
Los críticos de Orban lo acusan desde su llegada al poder en 2010 de intentar desmantelar la democracia

Budapest. Miles de personas salieron hoy a protestar en las calles del centro de Budapest contra las políticas del primer ministro húngaro, Viktor Orban.

Las protestas, acompañadas por tambores y silbatos, fueron convocadas por la página de Facebook "Nem maradunk csendben" ("No seguiremos callados").

"Cuando el poder sobrepasa constantemente líneas rojas, cuando pisotea metódicamente los valores con los que estamos comprometidos. Los ciudadanos responsables no podemos permanecer callados", dijo uno de los organizadores de la protesta, Aron Lukacs.

La manifestación también apuntó contra una nueva ley que podría llevar al cierre de la Universidad Centroeuropea (CEU), como así también contra un proyecto que discrimina a organizaciones civiles que reciben ayuda extranjera.

En una entrevista publicada el sábado, Orban defendió sus controversiales medidas y volvió a cargar contra el fundador de la CEU, el millonario norteamericano George Soros. El primer ministro acusó a Soros, nacido en Hungría, de financiar "un sinnúmero de organizaciones disfrazadas como asociaciones civiles" destinadas a "apoyar la inmigración ilegal".

Los críticos de Orban lo acusan desde su llegada al poder en 2010 de intentar desmantelar la democracia mediante el ataque a los medios, la Justicia y el sistema educativo.