Foto: Archivo
40 años de edad tenía Jesús Pérez Martínez.

Jesús Pérez Martínez ya no pudo soportar un severo golpe en el cráneo que se ocasionó tras sufrir una caída de su propia altura, y dejó de existir en la sala de urgencias del Hospital General.

Contaba con la edad de 40 años, residía en Ignacio Altamirano 620 de la colonia Guayulera, y sus restos se trasladaron a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) para descartarle heridas a consecuencia de los golpes.

Agentes de la Policía Estatal Investigadora sometieron a entrevista a la hermana de la víctima, Francisca Martínez, de 35 años de edad, quien señaló que Jesús no contaba con trabajo y el poco dinero que ganaba en “ayudas” o limosnas se la gastaba en el tequila.

El 20 de agosto por la noche se encontraba en el exterior de una tienda, donde presuntamente sufrió un resbalón, causándose un severo golpe en la cabeza y debido al derrame de sangre pidieron presencia de una ambulancia.

Paramédicos de la Cruz Roja se hicieron cargo de llevar al Hospital General a Jesús Pérez, lesión que se le complicó con las enfermedades que padecía como la diabetes y falleció.