El fentanilo es un anestésico aunque se usa ilegalmente como enervante.

El secretario de Salud de Coahuila, Roberto Bernal, negó que las autoridades y la propia Secretaría tengan reportes o denuncias de sustracción de fentanilo para su consumo fuera de los hospitales.

El funcionario respondió así a Jesús Alfonso Rodríguez Aldape, comisionado estatal contra las adicciones en la SS, quien declaró que el fentanilo se ha convertido en una de las principales compras de consumidores de enervantes estadounideses, y que son trabajadores de hospitales quienes las distribuyen, por el fácil acceso que tienen a ella.

Bernal dijo que las unidades técnicas de seguridad social tienen un estricto manejo sobre sus medicamentos controlados, y gracias a que existe un registro detallado de su distribución, los casos no se han presentado. 

Agregó que la Secretaría de Salud deberá iniciar un procedimiento para deslindar responsabilidades en caso que las haya, pues hasta el momento las acusaciones carecen de veracidad.